Seleccionar página

A tempranas horas del jueves (22.09.2022), comenzaron a llegar a la Secretaría de Vivienda Distrital funcionarios de diferentes organismos de la Alcaldía de Cali, quienes se movilizaban en bicicletas, patines y caminando para apoyar el ‘día sin carro y sin moto’.

La jornada se realiza con el objetivo de descarbonizar el planeta y, en ese marco, Cali apagó los motores para reducir la emisión de gases de efecto invernadero que tienen una relación directa con el cambio climático. “La consigna es no encender carros ni motos durante 12 horas y esto lo hacemos en un esfuerzo de orden ambiental”, argumentó el alcalde Jorge Iván Ospina.

Según el mandatario, el propósito tiene varias lecturas, entre otras, educar a la ciudadanía –principalmente niños y niñas– sobre medios alternativos de movilidad, la importancia del transporte público y el dar un mejor uso al vehículo automotor. Asimismo, investigar las mediciones de la calidad del aire; detectar sitios de mayor contaminación; como también salvaguardar la vida de los individuos debido a la alta accidentalidad de motociclistas en la ciudad.

(Lea también: Exhibe tu servicio o producto tecnológico en el ‘VI Festival de Ciencia, Tecnología e Innovación de Cali’)

A través del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente-Dagma y la Secretaría de Movilidad Distrital, la capital vallecaucana se unió al movimiento global que convoca a 1810 ciudades, con miras a estimular alternativas de transporte como la bicicleta y a reducir micro-partículas de CO2 en la atmósfera.

“Muy importante participar de la jornada con el fin de reducir la carga de elementos contaminantes. Realizar mediciones en días normales no es fácil y hoy es una oportunidad de hacer ese monitoreo. Nuestras generaciones tiene un compromiso con el medio ambiente, debemos normalizar la jornada y no convertirla en un día cívico”, consideró Roger González, director (e) del Departamento Administrativo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones-Datic.

En concepto del funcionario, este tipo de jornadas deberían aprovechar la experiencia ganada durante la pandemia, cuando las empresas pudieron reinventarse con las tecnologías de la información y las comunicaciones “para que la productividad no se viera afectada, pero sí favoreciendo el medio ambiente”.

Comentarios Facebook