Seleccionar página

Javier Ruiz, quien es habitante de la vereda de La Vorágine, en el corregimiento de Pance, no volvió a padecer problemas con el suministro de agua potable en su hogar. Esto gracias a una obra de mejoramiento que realizó la Administración Distrital en el acueducto del sector, que, al ser un sistema muy antiguo, presentaba pérdidas de agua y baja presión del líquido.

“Hace cuatro años que teníamos este problema: uno iba a bañarse, y el agua era insuficiente; iba al lavamanos, y el servicio era insuficiente; iba a la cocina y también era insuficiente. Pero con este trabajo que nos hicieron, se mejoró la presión del agua y el servicio quedó de muy buena calidad”, expresó el también representante legal del acueducto Asovorágine.

La obra de mejoramiento del acueducto consistió en la impermeabilización del tanque de almacenamiento de agua potable, que tenía grietas y fisuras. Este proceso se hizo para evitar fugas del líquido vital. Asimismo, se hizo el reemplazo de aproximadamente 326 metros de tubería y el mejoramiento de un viaducto en la red de distribución.

“Esta obra de mejoramiento beneficia a toda la vereda de La Vorágine, a la que vienen los fines de semana más de 10.000 turistas”, precisó Álvaro Loaiza, ingeniero del equipo de Agua Potable y Saneamiento Básico de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp.

El funcionario agregó que en esta primera fase del proyecto se intervino la parte más crítica del acueducto. “Vamos a continuar haciendo la reparación y el mejoramiento del sistema en la parte alta de la vereda, que es lo que necesitamos trabajar para que no haya más fugas de agua ni pérdidas de presión”, dijo.

Chedorlaomer Villa, operador fontanero del acueducto de la vereda de La Vorágine, destacó que la obra “es un claro ejemplo de que, si los recursos se invierten en común acuerdo entre comunidad, el contratista, la interventoría y la Alcaldía”, se logran dar estos resultados que se traducen en la solución puntual de una problemática, que estaba afectando principalmente a los habitantes de la parte alta de La Vorágine.

El mejoramiento del acueducto es una obra que se realizó en cuatro meses y tuvo un costo de $241 millones. Con este tipo de proyectos, la Administración Distrital ratifica su compromiso en contribuir a mejorar la calidad, cobertura y continuidad de los servicios públicos en la zona rural de la ciudad.

Comentarios Facebook