Seleccionar página

Con el objetivo de acercar los servicios a la población del oriente de Cali, la Red de Salud Oriente le apuesta a la estrategia de atención primaria en salud renovada.

Este modelo incluye, además de la prestación de servicios de salud de primer nivel de atención, otros componentes que le permiten brindar mejor capacidad de respuesta a la comunidad.

Yirlandi Larrahondo, subgerente de Promoción y Prevención de la Salud de la ESE Oriente, indicó que esta Empresa Social del Estado ha establecido su modelo de trabajo a través de tres componentes fundamentales, que le permiten brindar un servicio integral, facilitando a la comunidad el acceso a citas médicas de manera domiciliaria: prestación de servicios, intersectorialidad y participación social.

“En la prestación, lo que hacemos es que a partir de una caracterización de riesgo en territorios, en casa y con familias, identificamos esos riesgos no solo de salud, sino también que afecten de manera social a la población y con nuestros servicios llegamos a la comunidad, vamos hasta sus casas y brindamos atención. Con esto hacemos captación de sintomáticos respiratorios, personas que necesiten vacunación y todas las acciones para que los habitantes del oriente puedan disminuir los riesgos de enfermarse”, explicó Larrahondo.

(Lea también: Fortalecer la prestación de servicios de salud, el reto de la ESE Oriente)

Sobre el segundo componente, la intersectorialidad, que incluye el modelo de atención de la Red de Salud Oriente, dijo que equipos médicos realizan un mapeo de actores en el territorio, identificando esos posibles aliados para poder hacer intervenciones en salud. “Lo que buscamos son esas fundaciones y entidades que trabajan y contribuyen a mejorar la calidad de vida”, indicó.

Y en cuanto a la participación social, la definió como una articulación con líderes sociales y comunitarios para generar acciones en los territorios. “Estas personas pueden a hacer el acompañamiento, pero también son capacitados y formados para que sean multiplicadores de la salud”, puntualizó Yirlandi Larrahondo.

Con este modelo de atención que se adelanta en el oriente de la ciudad, se ha intervenido más del 70% de la población, previamente identificada con riesgos en su salud.

Esta estrategia también incluye la activación de rutas de atención para identificar casos de violencia de género, abuso, salud mental y maltrato, entre otros. Por medio del equipo psicosocial se abordan, de manera integral, los tipos de violencia desde lo clínico. Asimismo, se busca una articulación con entidades que puedan ayudar a generar una solución del conflicto a la población afectada.

Comentarios Facebook