Seleccionar página

Bajo la premisa que el quinto objetivo del desarrollo sostenible que plantea la Organización de las Naciones Unidas-ONU es la equidad de género, las representantes femeninas en el gabinete Distrital recibieron con beneplácito la confirmación que hiciera el senado de los Estados Unidos de la jueza Ketanji Brown Jackson como integrante de la Corte la Corte Suprema de ese país.

Como se recordará, el presidente Joe Biden había nominado a la jueza federal de apelaciones, para que se convirtiera en la primera afro estadounidense en hacer parte del máximo órgano judicial de la Unión Americana.
Brown Jackson, de 51 años y quien integrara la Corte Federal de Apelaciones en la capital estadounidense, nació en Washington D.C. pero vivió su infancia y adolescencia en el estado de Florida, estudiando en colegios públicos. La jurista reemplaza en esta dignidad al juez Stephen Breyer.

Ofir Muñoz Vásquez, subsecretaria de Equidad de Género, celebró esta confirmación. “Cuando una mujer avanza, avanzamos todas. Generalmente llegamos a estos cargos con muchos ojos encima, con mucha exigencia a nuestro desempeño, pero siempre las mujeres sacamos adelante este tipo de retos y, con seguridad, ella abrirá nuevas puertas para que haya muchas más en estos altos cargos”.

(Lea también: Gobierno Ospina mostrará las cuentas claras en procesos judiciales y ahorro patrimonial)

Carolina Romero, directora del Instituto Popular de Cultura-IPC, consideró trascendental que “una mujer negra llegue a un cargo tan importante, siendo muy representativo para las poblaciones negras, no solo de Estados Unidos sino del mundo y para las mismas mujeres”.

Para Luz Marina Cuéllar Salazar, jefe de la Oficina de Comunicaciones de la Alcaldía, se trata de una representación de lo que se ha hecho desde el siglo XIX, cuando las mujeres empezaron a reaccionar en distintos ámbitos. “Poco a poco, los gobiernos van tomando conciencia de la importancia de la mujer en estos cargos, porque tenemos las mismas capacidades para ejercer y para dar a conocer nuestros compromisos y hacer respetar los derechos y las leyes”, expresó.

Según Francy Restrepo, directora del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente-Dagma, es un gran logro por tratarse de una potencia donde existen tantos visos de racismo. “Nosotras sentimos con acciones o nombramientos como estos, que es posible lograr muchas cosas más y que este país da un paso adelante en lo que es la equidad de género, lo que en el fondo se siente y nos cae muy bien”, dijo.

Martha Hernández, secretaria de Vivienda Distrital, dijo que las mujeres son creadoras, dadoras y cuidadoras de vida y han sido muchos los años y las luchas que han tenido que afrontar para poder buscar un poco de equidad e igualdad. “Esta escogencia es un gran paso que damos en ese sentido; tenemos mucho que trabajar, buscando una sociedad llena de paz, de conocimiento para las mujeres y, sobre todo, de respeto. Lo sucedido con la jueza Brown Johnson es supremamente significativo para la humanidad”, señaló.

Claudia Patricia Marroquín, directora del Departamento Administrativo de Desarrollo e Innovación Institucional, lo definió como un gran paso. “Tener un referente de mujer y más afro haciendo parte de la Suprema Corte en la Unión Americana, creo que es lo que venimos buscando desde mediados del siglo XIX y vamos avanzando poco a poco”, manifestó.

A su vez, María del Pilar Cano Sterling, directora del Departamento Administrativo de Gestión Jurídica Pública, dijo que ello constituye un gran avance y reconocimiento para la mujer. “Además, recordemos que en Estados Unidos se maneja la discriminación, por tanto, se hace más importante este nombramiento, porque se están cerrando brechas y ella abre caminos para las mujeres del futuro”, reflexionó.

Comentarios Facebook