Seleccionar página

En estos tres meses del año el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente –Dagma, ha adelantado intervenciones de control integral de caracol gigante africano en toda la ciudad, donde se han recogido 32.665 y sensibilizado 438 personas.

Los operativos de control permitieron identificar que los mayores reportes y recolección de caracoles africanos se ubican en las comunas 5, 10, 11, 15 y 17 de Cali, aunque en las 22 comunas de la capital vallecaucana se han recogido 32.665 en lo corrido del año, mientras que en el año 2021 el número de especímenes recolectados fue de 82.679 individuos.

“Son numerosos los reportes de presencia de caracol gigante africano en toda la ciudad, principalmente en temporada de lluvias; la actual temporada por la que estamos atravesando dificulta los operativos de control, sin embargo, mediante planificación inteligente del territorio hacemos nuestro mejor esfuerzo para brindar la atención requerida de manera efectiva”, explicó el líder de grupo de Gestión de Fauna Silvestre, Juan Carlos Moreno.

Las atenciones se han concentrado principalmente en zona verde de espacios públicos (55%) como parques, separadores y escenarios deportivos, seguido de instituciones educativas (22%) y predios privados como unidades residenciales, donde se da la asesoría y recomendaciones necesarias para que los propietarios continúen con la labor de control.

Carlos Ramírez, profesional de apoyo del Dagma, reveló que el incremento del caracol africano se ha dado no solo por las condiciones climáticas de la ciudad, sino que es favorecida por otros factores como disposición inadecuada de residuos sólidos (31%),  el exceso de material vegetal en descomposición (30%), deterioro del entorno (28%), crecimiento excesivo de pastos y arbustos (10%), resaltando además el ingreso de material vegetal o abonos provenientes en su mayoría de viveros o zonas no controladas, desde donde se trasladan los huevos o individuos que luego inician la invasión.

Según Franklin Castillo, subdirector de Calidad Ambiental, “En la ciudad hemos evidenciado casos exitosos en el control de esta plaga, mediante la implementación de planes de mejoramientos enfocados de manera integral a la resolución de los aspectos que favorecen la proliferación del caracol, mediante ejecución de acciones con responsabilidades compartidas, propiciando espacios de reconocimiento, sensibilización y concertación, mediante seguimiento, operativos y mingas comunitarias, que permitan mediante una dinámica de ecología funcional resolver este problema ambiental.

Solo con el compromiso ciudadano de modificar malas prácticas ambientales que facilitan la proliferación del caracol gigante africano (Achatina fulica) como la disposición inadecuada de excrementos de animales de compañía, los residuos sólidos y RCD (residuos de construcción y demolición) en parques, jardines y zonas blandas; será posible controlar o erradicar este molusco invasor en nuestra ciudad.

 

Datos sobre el caracol gigante africano

  • El caracol gigante africano se encuentra entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.
  • Es resistente a variables ambientales, tiene una dieta polífaga (pueden alimentarse de cerca de 200 especies diferentes de plantas, líquenes, materia orgánica en descomposición y heces de animales).
  • Puede causar meningoencefalitis y angiostrongilosis abdominal en humanos
  • La cabeza tiene dos pares de tentáculos, uno corto y otro largo con los ojos en los extremos y cuenta con cerca de 90.000 dientes.
  • Achatina fulica que se encuentra en Cali, es una especie hermafrodita ovípara, tras la copula puede llegar a almacenar esperma, permitiendo varias puestas de huevos con solo un apareamiento; esta especie es fértil transcurridos 5 a 6 meses de edad. Puede llegar a colocar entre 900 y 1200 huevos al año.
  • El promedio de vida en un caracol adulto es de 4 a 5 años.

 

Para mayor información sobre la identificación de los caracoles, manejo y disposición final, contáctenos al teléfono fijo 602 653 08 69, grupo de Gestión de Fauna Silvestre del Dagma.

Comentarios Facebook