Seleccionar página

A través del canto de aves como el Carpintero Habado, la Cotorra Cheja, el Sirirí Común y el Trepador Campestre, entre otros, además de un taller demostrativo del dulce de alfeñique y un recorrido histórico por el barrio San Antonio, la Secretaría de Turismo dio apertura a ‘Camina San Antonio’ la estrategia que promueve una relación más sana con el entorno.

La jornada permitió que los asistentes recorrieran los alrededores de la Iglesia de San Antonio, el Parque del Acueducto para disfrutar de la gran variedad de aves que cada mañana embellecen y llenan de vida este espacio tan icónico de la ciudad, al igual que conocer espacios importantes dentro de la historia caleña como el monumento a la Maceta, La Linterna, litografía más antigua de Cali, la Casa de los Títeres y el museo la Concha, por medio de un recorrido peatonal por San Antonio.

Para Julián Andrés Bello, habitante del sector, la actividad fue muy bonita, además de ser una oportunidad para compartir en familia: “Muy chévere, pudimos disfrutar con los niños de un ambiente diferente y ver todas las maravillas que tenemos, porque es muy importante disfrutar de nuestros paisajes y nuestros recursos y hacer que las personas se animen y se antojen a venir este espacio seguro y natural”, indicó Julián.

Adicional, los participantes disfrutaron conociendo de la historia del tradicional dulce de alfeñique, que se realiza a base de azúcar y agua de manera artesanal, para insertarse en troncos de maguey y adornados con papel de colores. El dulce de alfeñique es tradicional en la ciudad y se comercializa para celebrar el día de los ahijados.

“Me encantó, me fascinó desde el avistamiento de aves y luego el tour de ‘Caminando por San Antonio’, las dos actividades espectaculares desde las dos perspectivas de naturaleza y del turismo urbano. Recorrer el barrio San Antonio ha sido una experiencia maravillosa, nunca me había detenido de recorrer su arquitectura e infraestructura y el contenido histórico que hace parte de nuestra identidad cultural, también la cantidad de oferta gastronómica que lo complementa”, expresó Viviana Patricia Daza, participante de los recorridos.

Por su parte Mónica Galvis, otra participante de la actividad, añadió: “Me encanta que hagan este tipo de actividades, que hacen que los caleños nos apropiemos más de nuestros espacios, entornos y lugares turísticos que a veces ni siquiera nosotros conocemos, el patrimonio y toda esa riqueza que tenemos en nuestra ciudad”.

Para la Secretaría de Turismo es muy importante la generación de estas actividades que permiten a los propios y visitantes conocer y disfrutar de toda la riqueza natural, cultural e histórica que posee la ciudad, además de generar arraigo y apropiación, convirtiéndose cada asistente en un embajador del destino.

Notas relacionadas:
Comentarios Facebook