Seleccionar página

Más de 35 años trabajando en el mejoramiento de las vías y la infraestructura de Santiago de Cali le da las bases necesarias para ser una autoridad en el tema del manteamiento vial, brindando los mejores años de su vida en la construcción de esa ciudad digna que todos queremos.

Henry Chica Gutiérrez es una persona cálida y jovial, mientras observo sus canas se puede inferir toda la sabiduría que le ha aportado la vida y la experiencia a sus 67 años de edad; sus ojos tienen un brillo especial cuando habla de su esposa, María Gloria Cerón. “Ella es la reina de mi corazón, la que manda en el hogar, gracias a ella soy el hombre que soy y me ha dado las alegrías más grandes: mis cuatro hijos”, dice orgulloso.

Chica es operario de una de las máquinas motoniveladoras que hacen parte del inventario del taller del municipio y que es administrado por la Secretaría de Infraestructura de Santiago de Cali, donde las ‘Obras de Corazón’, mejoran la calidad de vida y la movilidad de los caleños.

Entre sus palabras se siente un tono de agradecimiento cuando afirma: “A la Secretaría de Infraestructura le debo mucho, siento un gran amor por esta dependencia, no solo porque me ha hecho crecer profesionalmente, sino también porque a través de mi trabajo llevo el sustento a mi familia, y por ello le he brindado lo mejor al municipio, mejorando la capa asfáltica teniendo siempre las vías adecuadas y limpias”.

Cuando llegamos al taller del municipio se puede observar la imponente maquinaría, el olor a aceite y asfalto, creando un aura única que te hace sentir uno más del equipo de la cuadrilla, donde todos se tratan amigablemente y no se llaman por sus nombres sino por sus apodos de una manera jocosa y se escuchan a lo lejos muchos de estos sobrenombres como “Misti”.

Don Henry, sigue contando historias vividas. Dentro de estas destaca que desde niño le gustaron mucho las máquinas y más las maquinas amarillas, porque su padre también fue operario de éstas, dejándole ese gran legado.

Entre su tono de voz paternal, se aprecia el cariño que siente por sus compañeros de trabajo y resalta su compromiso para realizar las labores mientras estos lo saludan y se ríen porque lo estamos entrevistando. Este noble señor devuelve ese saludo con una sonrisa, mientras se acomoda su gorra roja donde se enmarca el nombre de la Secretaría de Infraestructura, siendo él un digno representante de esta dependencia, demostrando que todos podemos trabajar por mejorar nuestra ciudad, porque todos podemos hacer las #ObrasdeCorazón, porque todos somos #PuroCorazón por Cali.

Comentarios Facebook