Seleccionar página

La comunidad de la Institución Educativa Antonio José Camacho le dice adiós a la recordada docente Gladys Arboleda Martínez, quien se desempeñaba como profesora de inglés desde hace 26 años, en este emblemático colegio público de Cali.

El rector José Mauricio Arroyo enaltece a la persona y maestra que fue Gladys expresando: “nuestra querida compañera siempre vive y siempre estará en nuestros corazones. Como ser humano: inmejorable; como maestra era una maestra de corazón y de acción en términos de su templanza, responsabilidad y compañerismo constante”.

Además, el licenciado recuerda a su compañera por su carácter y dedicación, ya que “siempre enfocaba altamente y de manera responsable su compromiso con sus estudiantes, con sus niños y niñas, procurando el bienestar y, sobre todo, garantizando las mejores condiciones para que sus estudiantes recibieran lo mejor del sistema educativo. En este sentido, enfocaba su trabajo de manera constante tanto al interior como al exterior de la institución”.

La docente, caracterizada por ser una maestra camachista ejemplar, deja a la comunidad educativa un legado de gran valor, pues “durante muchos años aportó amor y enseñanza a sus estudiantes”, destacó Arroyo.

El docente James Angulo Sepúlveda, compañero y amigo de la docente, manifestó un sentido mensaje. “Hablar de Gladys es hablar de ese ser extraordinario como hija, hermana, amiga y compañera. Una docente trabajadora e incansable, consagrada 24/7 a las dificultades, pero también los éxitos de sus estudiantes, a los sentires y solicitudes de sus padres de familia. Hablar de Gladys es hablar de responsabilidad, cumplimiento y puntualidad”, manifestó.

Añadió: “Gladys, la compañera y amiga leal que hoy engalana los cielos y hace equipo con los ángeles y querubines en el reino del Padre Eterno. Hasta siempre, querida compañera y amiga Gladys”.

El coordinador, Saul Lourido, compartió palabras de admiración hacia su compañera. “Se distinguió por su capacidad de liderazgo y creatividad pedagógica, lo cual le generó una grata admiración y respeto por su dinamismo en momentos de organización de eventos culturales de gran calidad artística que, en medio del entusiasmo y la alegría, generaban un ambiente de inclusión y tolerancia que se reflejaba en el excelente rendimiento escolar. Gladys es una maestra que brilla en firmamento”.

Comentarios Facebook