Seleccionar página

Además del trabajo que sobre tejido social se viene desarrollando en las Huertas Urbanas del Jarillón, también se reconstruye territorio, se fomenta la participación de las comunidades afro e indígenas y de personas que han ocupado el Jarillón por más de 50 años.

Este proceso de reconstruir relaciones entre la comunidad aledaña y la reasentada es uno de los enfoques más importantes que encontró la Organización de Naciones Unidas (ONU), en torno a lo social, medioambiental y de economía sostenible a través de las Huertas Urbanas.

Taylor Gardner, representante de ONU Hábitat, indicó que, “estamos haciendo un recorrido en Cali Colombia hablando sobre la habilitación de la huerta donde tenemos un proyecto importante e innovador. Es muy bueno ver que se están conectando las necesidades de mitigar el riesgo del cambio climático y mejoramiento de los asentamientos, un espacio para reintegrar la comunidad y tener de participación, hay sentido de orgullo con estas huertas, con lo que se cosecha. Todo esto tiene que ver con el medio ambiente y mejora los espacios verdes en las ciudades. Es genial y única, hay que pensar en replicarla en Colombia y alrededor del mundo, fortaleciendo la comunidad y eso es muy importante”.

“Es interesante ver el cambio que está teniendo esta zona en el Jarillón, un cambio de verde, alegría, confianza y seguridad y esto hace que continuemos con las Huertas y esta visita de la ONU representa algo muy importante para nosotros y la comunidad del sector porque implica que de pronto lleguen ayudas y eso nos llena de satisfacción por el trabajo que hemos realizado y porque se va a conocer a nivel extranjero”, dijo Paola Andrea Pinchao, voluntaria Huerta Renacer de Los Samanes.

Antes de empezar hablar de medio ambiente y de economía sostenible se habló de las comunidades y de cómo llegar a ellas, trabajo que la Secretaría de Desarrollo Territorial y Participación Ciudadana ha desarrollado en los territorios. “Hemos venido apoyando y articulando con el Plan Jarillón este proceso para que las Huertas sean una realidad y se puedan construir y a su vez un ejercicio entre la institucionalidad y la comunidad de reconocerse y generar tejido social”, expresó James Agudelo Arévalo, secretario de Desarrollo Territorial y Participación Ciudadana.

Por su parte, Eli Schneider, gerente del Plan Jarillón indicó “estamos muy entusiasmados y felices de haber podido recibir al grupo de ONU Hábitat que vinieron a conocer esta experiencia de urbanismo, de desarrollo que tenemos en Jarillón, una zona que era de invasión, de desarrollo humano incompleto que ponía en riesgo a la ciudad. Hoy ya vemos materializado que el Jarillón son 26.1 kilómetros de oportunidades, con procesos de apropiación, con prácticas agro-sostenibles que nos permitirán la conservación del Jarillón a futuro”.

Por su parte, Oscar Fernando Marmolejo, jefe de la Oficina de Relaciones Internacionales y de Cooperación de la alcaldía de Cali expresó “ha sido una experiencia maravillosa, algo que trasciende, en el sentido que da pertenencia a la comunidad; no solo se trata de estar sembrando con ella, sino hacerlo a través del dialogo y del consenso. Se han empoderado en esta buena práctica de sustentabilidad; es necesario que ONU conozca este proyecto, al igual que la FAO, porque es necesario que se conozcan las buenas prácticas que estamos ejecutando en el municipio de Santiago de Cali”.

Cabe destacar que desde ya se adelanta un proyecto de Acuerdo que será presentando ante el Concejo Distrital para que esta iniciativa se proyecte a 10 o 20 años, sosteniéndose en otras Administraciones y que el trabajo continúe siendo sostenible y sustentable, rigiéndose a lo que será Cali Distrito Especial con las Huertas Agroecológicas desde una mirada de las localidades y no desde las comunas.

Comentarios Facebook