Seleccionar página

Más de 60 toneladas de residuos orgánicos, sólidos, voluminosos, construcción y demolición (RCD), fueron extraídos en el inicio de la segunda fase de intervención al punto crítico de residuos ubicado en la calle 48 con carrera 32, de la comuna 13.

Los puntos críticos de residuos sólidos son lugares donde la comunidad acumula de manera inadecuada todo tipo de residuos generando afectación a la salud humana por malos olores, siendo también un foco para la propagación de vectores (roedores, cucarachas, moscas, etcétera), como también  afectación al paisaje.

Luego de tres semanas de intervención en la que los equipos de educación ambiental e intervención social de la subdirección de Calidad Ambiental del  Dagma, las Secretarías de Salud y Planeación, la Uaesp, prestadores del servicio público de aseo y la Policía Ambiental, realizaron labores de Información, Educación y Comunicación (IEC), en el entorno de este punto crítico de arrojo de residuos,  donde informaron a la comunidad y establecimientos de comercio, sobre las implicaciones ambientales y legales que conlleva el insistir en malas prácticas ambientales.

Franklin Castillo, subdirector de Calidad Ambiental del Dagma, manifestó que este operativo se enmarca en las acciones del Plan de #AutoridadAmbientalEfectiva realizada dentro de las acciones interinstitucionales para la recuperación de la gobernabilidad, implementada por la Alcaldía de Cali.

Willis Izquierdo, líder del Grupo de Residuos Sólidos del Dagma, confirmó que la tercera fase de la intervención de erradicación de este punto crítico, contempla una vez se termine el operativo de intervención y recuperación del territorio de residuos que se está desarrollando con el apoyo humano y técnico de EmcalI, el inicio de visitas del componente de inspección, vigilancia y control.

“En esta instancia los equipos operativos identifican y proceden imponer las acciones administrativas a las personas naturales y/o jurídicas que insistan en mantener malos comportamientos ambientales. Si bien estas intervenciones están bajo responsabilidad del Dagma como autoridad ambiental, se ha coordinado para que estas acciones cuenten con el apoyo de la Policía Metropolitana” puntualizó Izquierdo.

De acuerdo con lo establecido en la Ley 1333 de 2009, quienes insistan en arrojar residuos en este lugar se harán acreedores a una sanción que oscila entre los $908.526 y los $4.542.630.000; por el volumen de residuos que impactan este sector. Se espera que el proceso de recuperación de este punto de la comuna 13 termine en dos días.

Comentarios Facebook