Seleccionar página

Así lo afirmó el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, durante la presentación del programa ‘Tejiendo sueños’, que busca la atención integral del consumo de sustancias psicoactivas, mediante un trabajo articulado de los organismos del Gobierno Distrital.

“Tenemos que atender con responsabilidad y suficiencia a las personas que se encuentran en adicción, en uso problemático de drogas. Necesitamos que esa sea una tarea esencial del Estado y por eso constituiremos una red prestadora de servicios con un centro de referencia de alta tecnología, pero también una red protectora que prevenga, promocione y evite que los jóvenes lleguen a la adicción”, contextualizó el mandatario.

El centro de prevención y atención integral al consumo de sustancias psicoactivas estará ubicado en el Hospital Cañaveralejo. La idea es que esté operando antes de finalizar el periodo de gobierno.

“En la parte de infraestructura se invertirán $42.000 millones; tendrá tecnología, psiquiatras, psicólogos, área de atención, de hospitalización, servicios extramurales y un centro de referencia para que, desde el Estado, se trate la enfermedad de las drogas”, añadió Ospina.

 

Lea también: Cali comienza a ‘tejer sueños’ para trabajar por un abordaje integral del consumo de sustancias psicoactivas)

El Alcalde resaltó que las cifras de consumo de alucinógenos no paran de crecer en Cali y el país. Frente a ello, considera que el problema debe ser abordado desde diferentes sectores.

“Las causas no son intervenidas en este tema; nosotros aquí intervenimos la consecuencia, pero intervenir la causa demanda una acción global. Si es legalización o restricción total pongámonos de acuerdo, pero no podemos seguir en esta situación dubitativa y que nuestros jóvenes sigan avanzando al consumo problemático de drogas”, enfatizó.

La Secretaría de Salud Pública de Cali reportó que en 2021 se atendieron más de 4800 personas con intoxicaciones y consumo problemático de drogas, siendo los grupos de 24 a 28 años de edad, seguido por el de 12 a 23 años, los más afectados.

Desde el año pasado se puso en marcha un piloto del programa ‘Tejiendo sueños’, que atendió a 500 jóvenes y adolescentes de instituciones educativas, habitantes de la comuna 6 y personas en condición de y en calle.

“En el proceso me abordaron de una manera supremamente efectiva. El deporte hace parte del 50% del proceso y ha sido muy sostenible para continuar con mi sobriedad. Día a día, con el acompañamiento psicológico, psiquiátrico y terapéutico, vengo de escalón en escalón, siempre mejorando”, contó David Agudelo, beneficiario del programa y quien permaneció 19 años como habitante de calle, debido al consumo de diferentes sustancias psicoactivas.

Las personas interesadas en acceder al programa lo pueden hacer a través de la Línea 106 o directamente mediante los servicios de salud.

 

Comentarios Facebook