Seleccionar página

Con un pronunciamiento vehemente, el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, coronel (RVA) Carlos Javier Soler Parra, rechazó los hechos registrados durante la tarde de este miércoles (16.03.2022) donde aproximadamente ocho motocicletas atacaron un taxi donde se movilizaban unas personas con “trapos” del América de Cali.

Presuntamente, un grupo de ciudadanos que iba en una caravana de motocicletas en los sectores de Los Cristales y Bellavista cerraron vehículos tipo taxi para tratar de despojar de unos “trapos” a la hinchada rival y ante la negativa de los ocupantes de abrirles las puertas, estos ingresaron a la fuerza y hurtaron los “trapos” de la hinchada rival.

“Tres de las motocicletas habían participado este martes (15.03.2022) de una situación bochornosa donde estaban buscando hinchas que llegaban a la Terminal de Transportes de Cali. Estas personas fueron identificadas. En otro sector cercano, CAI de Bellavista, llegó un taxi buscando protección, la patrullera hace un llamado de alerta, llega una ‘patrulla trafic’ con sus dotaciones y llegan cuatro motos de reacción para apoyar al taxista que estaba siendo tratado de atacar por hinchas del Deportivo Cali que se están moviendo en caravanas”, detalló el secretario de Seguridad y Justicia.

El funcionario reiteró la postura de la Administración Distrital de Santiago de Cali de no permitir este tipo de actos que van en contra de la normal convivencia e hizo un llamado.

“Estamos pensando, por instrucciones del alcalde Jorge Iván Ospina, restringir el ingreso de público al Estadio Pascual Guerrero para el partido que se disputará entre el América de Cali y Medellín este sábado (19.03.2022), si persisten este tipo de conductas anómalas que van en contra de la normal convivencia”, precisó el responsable de la cartera de Seguridad y Justicia.

Ante estos hechos notorios, la Fiscalía General de la Nación abrió un SPOA para iniciar con la investigación judicial que lleve a la identificación plena, captura y judicialización de estos sujetos, ante lo cual, la Policía Metropolitana ha dispuesto de todas sus capacidades apoyados por agentes de tránsito y las grúas para proceder a la incautación y retención de estas motocicletas.

Comentarios Facebook