Seleccionar página

En un operativo interinstitucional, adelantado el lunes 7 de marzo, la Alcaldía de Cali con el Escuadrón Móvil de Carabineros de la Policía Metropolitana y soldados del Batallón de Alta Montaña de la Tercera Brigada del Ejército Nacional llegaron hasta el Parque Nacional Farallones de Cali para verificar los avances en ejecución del contrato para la implosión y sellamiento de las minas.

Igualmente, iban a confirmar el cumplimiento de la Sentencia de Tutela proferida desde el 12 de mayo de 2011, por el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle del Cauca, y una Acción de Cumplimiento, mediante las cuales se ordenó el cierre de los socavones ubicadas el sector conocido como Minas del Socorro, a unos 3400 metros de altura, cuya explotación ilegal continúo con la llegada de personas de otros departamentos del país, migrantes, maquinaria semi industrial y la utilización indiscriminada de mercurio en el proceso de extracción ilegal del oro que ha contaminado las fuentes hídricas, además de generar grandes rentas criminales para los grupos al margen de la ley que ejercían control territorial en la zona.

Al respecto el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, coronel (RVA), Carlos Soler Parra, desde el lugar manifestó que se trata de “proteger el agua y los recursos hídricos, de la minería criminal. Aunque sabemos que existen personas interesadas en que no avancemos, la Alcaldía de Santiago de Cali tiene la firme intención y son las instrucciones que he recibido del señor alcalde Jorge Iván Ospina, de agotar todas las actividades necesarias para fortalecer las capacidades y sumar más fuerza pública en la zona”.

Y agregó el funcionario que “es una intención que se materializa viniendo el día de hoy, subiendo casi 8 horas, estando en la boca minas, verificando en un comité de contratación la ejecución de un contrato de junio de 2021 que tiene por objeto implosionar 19 socavones; también está el interventor que vigila al contratista, nuestra fuerza pública en especial el Ejército Nacional que nos acompaña con el Batallón de Alta Montaña, la Tercera Brigada delegó al comandante de este Batallón; aquí hay una base del Batallón de Alta Montaña, además del personal de Parques Nacionales que se encuentra en el sitio”.

Le puede interesar:

https://www.cali.gov.co/seguridad/publicaciones/163255/trabajo-conjunto-contra-la-mineria-ilegal-en-cali/

Estas acciones se suman al acompañamiento de los guarda bosques que tienen comunicación directa con la fuerza pública para alertar ante cualquier actividad de minería ilegal, o el traslado de material utilizado en la explotación criminal del oro en la zona, para proteger las 196,429 hectáreas que conforman el Parque Nacional Farallones de Cali, y gozan de especial protección por su biodiversidad, hogar del emblemático del oso de anteojos, de aproximadamente 9.000 especies de plantas, 200 mamíferos, 600 especies de aves, 100 de reptiles y 120 de anfibios, con un 25 % de nivel endémico; es decir que, aproximadamente, una cuarta parte de la flora y fauna que habita en el Parque, están limitadas a este ámbito geográfico y no se encuentran de forma natural en otras partes del mundo”.

Además de su gran biodiversidad, el Parque Nacional Farallones de Cali pertenece a la región denominada Chocó Biogeográfico, caracterizada por gran humedad y precipitaciones de lluvias que dan lugar a 1086 nacimientos de agua dulce en Los Farallones, que desembocan en los principales ríos de Cali y sus afluentes, los cuales estaban siendo contaminados por el vertimiento de mercurio utilizado en la extracción criminal del oro, razón por la cual, ha sido una prioridad para la Alcaldía de Puro Corazón por Cali declarar la lucha frontal contra la minería criminal, aunar esfuerzos con la fuerza pública y fortalecer el trabajo inter agencial para finiquitar la explotación en la zona, preservar el recurso hídrico y la salud de los caleños.

Comentarios Facebook