Seleccionar página

La calamidad pública y alerta amarilla se declararon en Cali, para tomar acciones preventivas frente a las emergencias que puedan generarse debido a los 14 meses seguidos de lluvias que se han registrado en la ciudad.

La situación fue analizada durante un Consejo de Gestión del Riesgo convocado por el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, donde también se evidenció la alta probabilidad de presentarse el Fenómeno de La Niña en los meses de marzo, abril y mayo.

“Estamos en un temporada invernal inusual, que va a significar precipitaciones abundantes en todo nuestro territorio, lo que podría generar deslizamientos, inundaciones, amenaza de tormentas eléctricas y ventiscas. Por eso tomamos la decisión de hacer una declaratoria de calamidad pública, para anticipar acciones preventivas que privilegien la vida, los bienes y el patrimonio”, sostuvo el médico Ospina.

El Sistema de Alertas Tempranas Inteligentes y Comunitarias-Satic, implementado por la Alcaldía de Cali, permite estar atentos ante cualquier eventualidad en zonas urbanas, rurales y de ladera.

“Tenemos probabilidades del 90% sobre la llegada del Fenómeno de La Niña; estamos expuestos a un elemento de riesgo y por eso vamos a implementar un plan específico de acción, para mitigar en el corto plazo temas de acueducto, alcantarillado, limpieza, prevención y reubicación de personas que se encuentren en zonas de alto riesgo”, manifestó Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo Distrital.

De acuerdo con las autoridades, diariamente se recolectan entre 70 y 100 toneladas de residuos sólidos que son arrojados a los canales de aguas lluvias. La recomendación es que los ciudadanos le den la mejor disposición a estos elementos para evitar inundaciones.

(Lea también: Sanciones para los que ensucien a Cali)

La Administración del ‘Puro Corazón’ ya adelanta labores de recolección de escombros y basura, además de limpieza en quebradas y canales de aguas lluvias, en sitios crónicos que se han identificado en la ciudad. Igualmente, las Empresas Municipales de Cali-Emcali, trabajan para garantizar el servicio de acueducto y energía durante la temporada invernal.

La caída de árboles en la temporada de lluvias fue otro de los temas priorizados en este encuentro. Frente a ello, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente-Dagma, ya tiene listos sus equipos operativos para atender los casos que se puedan registrar.

Cali tiene un censo cercano a los 296.000 árboles y se estima que un 5% están en situación de riesgo inminente. Cerca de 4000 individuos serán intervenidos. “Los árboles absorben agua si están en condición de enfermedad y más si tienen una condición de riesgo pueden caer y ocasionar desastres, no solo a la infraestructura sino a las personas y las vivienda. Justamente eso es lo que queremos evitar”, indicó Francy Restrepo, directora del Dagma.

Ante esta declaratoria por la afectación invernal, uno de los puntos de mayor atención es la barrera protectora del río Cauca, más conocida como el jarillón. Las autoridades del Distrito advierten sobre un alto riesgo de inundación en los asentamientos de Puerto Nuevo, Brisas del Cauca, Zona de Palmas, Consejo Renaciente, La Playita en Floralia, La Laguna y Charco Azul.

“Estamos en una zona de riesgo no mitigable y nuestra función es avanzar en las líneas de asentamiento y reforzamiento de las obras. Ya tenemos un refuerzo que supera 23 de los 26 kilómetros”, argumentó Eli Shnaider, gerente del Plan Jarillón.

(Lea también: Prevención del dengue en temporada de lluvias).

Al Consejo de Gestión del Riesgo asistieron entidades como el IDEAM, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca-CVC, la Gobernación del Valle, Parques Nacionales Naturales, Personería, Contraloría, Defensoría del Pueblo, Planeación Municipal, Infraestructura, Movilidad y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales-Uaespm.

Comentarios Facebook