Seleccionar página

Observar un ave volar y escuchar su canto es un placer que aísla del caos de la vida cotidiana, ellas enriquecen la biodiversidad de los ecosistemas y ayudan a sentir conectados con el entorno.

Por esa razón, verlas es un placer, sobre todo si están en libertad y en su hábitat natural. En Cali se tiene el privilegio de contar con más de 600 especies entre nativas y migratorias en espacios urbanos como parques, humedales y separadores viales.

Desde el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, se promueve su observación en espacios naturales y la apropiación de estrategias para su conservación en el ambiente urbano como antejardines, zonas verdes de las unidades residenciales, ventanas y balcones de casas y apartamentos.

Por ejemplo, aves como las golondrinas, los petirrojos, los mirlos y los colibríes son esenciales para tener un jardín sano, ya sea como polinizadores o como control de plagas naturales, tener pájaros entre las plantas es una señal de que se está cuidando la biodiversidad del jardín.

Para atraer las aves a los jardines y entornos verdes, la bióloga Wendy Vidal, de Colibrí Andino Jardín, recomienda:

Ofrecerles alimento:

  1. Preferiblemente a través de la siembra de plantas de flor que puedan proporcionar polen y néctar, así como frutos y semillas.
  2. Si se opta por usar comederos, se aconseja ubicar solo uno, desinfectarlos de manera frecuente y no poner comida procesada sino semillas crudas.
  3. Cuando se utiliza una tabla con frutas, esta debe estar limpia y las frutas maduras y en buen estado. No se debe permitir la acumulación de heces de las aves e insectos junto a la comida.
  4. Los bebederos deben ser de vidrio y el agua fresca y limpia. Es necesario desinfectar los recipientes de manera permanente

Ofrecerles refugio seguro:

  1. Se pueden dejar algunas plantas rastreras, malezas, hojas secas, pajitas o ramitas para que las aves puedan construir sus propios nidos.
  2. Instalar rejas y mallas para evitar el acecho de mascotas como perros y gatos.
  3. Evitar el uso de agroquímicos, privilegiando el uso de herramientas de control biológico y los fertilizantes de origen natural como la composta y la lombricomposta para evitar que el alimento que se ofrece a las aves se contamine.

Es importante tener en cuenta:

Para que los colibríes lleguen al balcón, patio o terraza se pueden sembrar verbenas de diversos colores, en contenedores de madera reciclados, materas colgantes, troncos reutilizados, entre otros. Las especies nativas de plantas con flor son las más aconsejables para sembrar porque reproducen el alimento que naturalmente encuentran las aves en su entorno.

El Dagma hace un llamado a disfrutar de la gran variedad de aves que tiene la ciudad de Cali, observando su colorido y escuchando sus cantos en libertad y no encerrados en jaulas.

Te puede interesar:

https://www.cali.gov.co/dagma/publicaciones/167121/avistamiento-de-aves-en-cali-una-actividad-para-todas-las-edades/

https://www.cali.gov.co/dagma/publicaciones/162565/exitosa-jornada-de-avistamiento-de-aves-en-el-club-tequendama/

https://www.cali.gov.co/dagma/publicaciones/157312/sensaciones-desde-el-corazon-en-el-avistamiento-de-aves-para-personas-con-discapacidad-visual/

Comentarios Facebook