Seleccionar página

Jardinería y Vivero, Panadería y Pastelería, Elaboración Artesanal y Música son los programas de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano, ETDH, en los que 294 niñas, niños y jóvenes con discapacidad intelectual adelantan sus procesos formativos.

Tobías Emanuel, Boteritos y el Centro de Estimulación para el Aprendizaje y las Artes, Ceartes Estímulos son las organizaciones aliadas a la Secretaría de Educación de Cali que lideran el aprendizaje basado en tres ejes fundamentales: sabersaber ser y saber hacer.

Le puede interesar: Se inició la atención educativa a la población con discapacidad

“Muchos de los chicos cuando llegan acá han vivido situaciones de exclusión, bullying y acá se sienten escuchados; empiezan a tener posibilidad de decisión y las familias les dan la oportunidad de crecer. Se dan cuenta que pueden trabajar, incluso, en muchas ocasiones, mantienen a su familia y son reconocidos laboralmente por su desempeño” señala Elizabeth Romero Ortiz, rectora del Instituto Tobías Emanuel.

El amor propio, la independencia, autonomía, el servicio a la sociedad, el conocimiento de sus deberes y derechos como ciudadanos son los frutos de las trayectorias académicas y socialización que posibilitan el fortalecimiento de las habilidades socio emocionales estableciendo relaciones positivas mostrando empatía por los demás, comprendiendo las emociones y, en muchos casos, iniciando emprendimientos gracias a sus capacidades, talentos y aprendizajes.

Hacer hojaldres, pan dulce, mantecadas, roscones, cortar el césped, embellecer zonas verdes, producir hummus, abono orgánico, elaborar carteras, pulseras, collares, monederos, cantar, tocar un instrumento, o expresarse mediante la pintura, el baile o el teatro hacen parte de las múltiples actividades logradas por los estudiantes aportando amor, alegrías y cariño incondicional en los diversos ámbitos en los que se relacionan.

Le puede interesar: “Para que una educación sea de calidad debe ser inclusiva”

Comentarios Facebook