Seleccionar página

El día que doña Rita Pastora Agudelo fue notificada que pronto recibirá su apartamento, aquel que tantas veces ha soñado, fue sin duda alguna uno de los momentos más felices de su vida.

En el pasado quedaron los sustos y azares de vivir a la orilla del río Cauca, lugar al que llegó, varios lustros atrás, con su pequeña hija, hoy ya convertida en mujer y madre.

Este salto hacia el bienestar se logró gracias a los esfuerzos de la Alcaldía de Cali, el Fondo de Adaptación, Emcali y CVC, que trabajan de la mano para fortalecer el dique en 26,1 kilómetros a su paso por la capital del Valle, de los cuales ya van 23, además de reasentar a 8777 hogares que han venido habitándolo, generando riesgo al resto de la ciudad ante eventuales crecientes de la segunda fuente hídrica del país.

La buena nueva que recibió la abuela, a quien se le aguaban los ojos de la felicidad, le fue dada por Claudia Preciado, responsable de la oficina del Plan Jarillón con sede en la Casa de Justicia del barrio Alfonso López.

(Lea también: El Plan Jarillón, una apuesta por la vida y la dignidad)

Sobre la labor en este punto de atención, que atiende diariamente a un promedio de 40 ciudadanos, la funcionaria sostuvo: “nuestro objetivo es facilitar que la comunidad de beneficiarios se acerque y realicen los trámites necesarios, frente a sus correspondientes procesos de reasentamiento”.

“Nuestro compromiso se extiende hasta la atención jurídica y, además, se les da claridad frente a la ruta para que puedan acceder a los distintos beneficios que tienen con el Plan Jarillón”, precisó.

Según Claudia Preciado, el horario de la oficina se extiende de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 2:00 p.m., en jornada continua. “La atención jurídica se lleva a cabo los lunes, miércoles y viernes en el mismo horario”, precisó.

Por su parte, María Nancy Agudelo, hija de doña Rita y reasentada de Playa Alta, reconoció las oportunidades de la oficina. “Siempre hemos acudido, porque nos brindan la información que requerimos para el buen desarrollo de este proceso, que gracias a Dios nos permite tener un lugar donde vivir dignamente”, manifestó.

La oficina de atención del Plan Jarillón, en la Casa de Justicia de Alfonso López y que abrió sus puertas en 2017, ha recibido a más de 5000 ciudadanos, quienes pudieron acceder a información de primera mano, de cara a sus situaciones como reasentados.

Comentarios Facebook