Seleccionar página
Arte, pasión e inclusión son las palabras que inspiran a los integrantes de la escuela de baile ‘Azúcar, talentos e inclusión’, cada que vez que el escenario se abre para exhibir sus mejores pasos.
El grupo lo conforman 18 personas entre los 17 y 46 años de edad, con algún tipo de discapacidad. Su directora es Marisol Quiroga, quien tuvo como motivación su propia historia para sacar adelante un proyecto que ha llegado a diferentes escenarios de Cali.
“Yo tengo una discapacidad, un síndrome de aprendizaje y cuando uno está muy niño, aprendiendo y es discriminado por no tener esa velocidad de aprendizaje, uno entiende cómo es el proceso para poder ser aceptado en la sociedad, entonces esto nace de allí”, relató Quiroga.
La directora añadió que “mucha gente no entiende que en cualquier momento nosotros podemos tener una discapacidad y esto lo que invita es a que toda la comunidad se entere de que existimos, de que estamos, de que sí lo podemos hacer cuando lo queremos y cuando tenemos pasión por lo que hacemos”.
Uno de esos escenarios en los que ‘Azúcar’ cautivó al público fue la ceremonia de posesión de la nueva mesa directiva del Concejo de Cali, que se cumplió este miércoles (12.01.2022) en el teatro estudio de Telepacífico. A ritmo de salsa, los bailarines se robaron los aplausos del público.
“Desde pequeñita soy muy apasionada por bailar, me gusta mucho el baile, siento alegría, emoción, todos los bailes que me colocan se los hago”, expresó Lidia Sandoval, de 38 años.
A su lado estaba Miguel Ángel Paz, de 19 años, quien también describió lo que cada show representa para él: “feliz, estoy muy feliz, contento y alegre, esta es mi pasión”.
David Tulande, director artístico de la escuela, manifestó que hacer parte de esta iniciativa es un reto que solo deja experiencias gratificantes.
“Tenía mucho temor al iniciar, pero pienso que es una oportunidad para seguir aprendiendo. Dentro de mi familia también hay una persona en situación de discapacidad, entonces es como querer más explorar, saber cómo funciona, cómo se puede vincular esta población a un arte y más en Cali donde la salsa es súper fuerte”, indicó Tulande.
El profesor de danza explicó que “el proceso con ellos es mucho más demorado, porque se debe tener estrategias totalmente diferentes. Tenemos un montaje de aproximadamente seis minutos y medio y lo hemos trabajado prácticamente todo el último año y todavía falta cosas que arreglar y terminar”.
La directora Quiroga indicó que ‘Azúcar, talentos e inclusión’ además de ser un espacio para la danza, es una escuela de artes escénicas donde los alumnos cuentan con un proceso de formación integral, “que contribuye a fomentar el autoestima, la voluntad de superación y el liderazgo en el desarrollo de las capacidades personales, artísticas y culturales”.
Comentarios Facebook