Seleccionar página

Para los caleños y turistas, el 25 de diciembre, en la Feria de Cali, el Salsódromo es imperdible, ya desde las graderías o detrás de las vallas. Es un evento de talla internacional que expone una de las manifestaciones de la cultura caleña al mundo, la salsa.

Entre quienes vivenciaron el Salsódromo estuvo Jennifer Cavana, quien expresó: “es mi segunda vez acá, soy periodista cultural de Estados Unidos y Barranquilla y es una delicia ver cómo, con toda esa pasión, los bailarines representan a Cali a través de la salsa. Es un honor para mí estar aquí, que rico que la feria vuelva a la presencialidad” afirmó.

Y mientras Cavana hablaba, en la gradería se escuchaban los coros, las claves y los hurra de la gente que se entusiasmaba con cada paso y la excelente coordinación de los más de tres mil bailarines que recorrieron, aproximadamente, un kilómetro con puro talento.

“¡Excelente! Muy bueno, todos proyectando mucha fuerza, alegría y en especial mucha destreza en la salsa” argumentó Luis Carlos Rendón.

Quienes llegaron por primera vez o quienes regresaron se dejaron tentar por la diversidad que expusieron las 53 academias y la pasión para representar a Cali, por medio de este ritmo. “Ya he venido varias veces y lo que más me gusta es el color, la alegría, la salsa. Definitivamente aquí se siente la magia” expresó Francisco Castillo.

Rostros alegres, cuerpos entusiastas que se dejan tentar por todas las cadencias y un reencuentro saludable con asistentes vacunados que celebraban la vida y la Feria de Cali, fue lo que se vivió en un Salsódromo de Puro Corazón.

Comentarios Facebook