Seleccionar página

Zuleymi Andrea Escobar, de 17 años, ganó una beca entre 400 seleccionados del programa ‘Todos y Todas a Estudiar’. Se enteró gracias a una llamada que recibió del mismo alcalde Jorge Iván Ospina.

“Ayer estaba viendo el Facebook Live de la Alcaldía de Cali, porque me habían dicho que allí anunciarían el listado completo de los becados. Pero no me esperaba que me fuera a llamar el Alcalde”, cuenta entre risas Zuleymi.

“Creía que solo iban a leer la lista que tenían y que, de pronto, anunciarían mi nombre. En ese momento estaba con mi jefa y vi que mi celular sonó en el instante que el Alcalde decía que iba a llamar a otro ganador. Me puse muy nerviosa y emocionada cuando lo escuché. Es una gran oportunidad y estoy muy agradecida”, expresó.

Zuleimy obtuvo el mejor ICFES de su colegio. Con la institución educativa Agustín Nieto Caballero sacó 344 puntos, pero no estaba tranquila en que su resultado le asegurara el ingreso a la universidad.

“Me ha ido muy bien, siempre me ha gustado el estudio. En primaria siempre gané menciones de honor por excelencia, medallas y diplomas, pero en el último año de bachillerato bajé mi rendimiento por la pandemia y las clases virtuales, aunque mantuve un buen promedio”, recordó Zuleymi.

Martha Lucía Vargas, madre de la becada, cuenta que Zuleymi Andrea es la menor de cinco hijos y aunque ya todos están adultos, en la familia sólo ella ha tenido la oportunidad de acceder a una carrera universitaria.

“Agradezco a Dios, porque con mi niña sí se pudo. Gracias a Dios, al esfuerzo de la ciudad y del Alcalde, porque esto no es fácil y tiene muchos costos. En especial una universidad del calibre que nos tocó. Yo estoy infinitamente agradecida”, manifestó Martha.

Hace poco, Zuleymi debió aprovechar una oferta laboral para ayudar a su madre, que sostiene la casa con un negocio de arepas. “Trabaja en venta de camisetas, estampados y servicio de fotocopias con una clienta amiga”, contó Martha, quien asegura que ella desde joven también debió ayudar en el hogar y tras obtener un trabajo a sus 14 años, abandonó sus estudios.

Como madre cabeza de hogar, afirma que le ha quedado muy fácil su responsabilidad con Zuleymi, gracias a los resultados académicos y a la forma de ser de su hija: dulce, noble y juiciosa. “Ella también es artista, aprendió a tocar piano y canta en la iglesia. Es una niña con dones especiales. Ella se lo merece, la beca quedó en muy buenas manos y agradezco al Alcalde y a la ciudad por esta oportunidad”, asegura.

Y es que, además, Zuleymi es autodidacta. Por su cuenta ha iniciado el aprendizaje de inglés y para perfeccionar su estudio eligió la carrera de licenciatura en lenguas extranjeras. “Desde hace tiempo quería aprender inglés y me metí en cursos por internet, veía videos y realizaba evaluaciones virtuales de mi aprendizaje. También veía películas en inglés sin subtítulos”, describe.

Ahora también quiere aprender francés e italiano y espera sacarle provecho a la beca que la ciudad le entrega y que podrá disfrutar desde 2022.

Comentarios Facebook