Seleccionar página

La calle del Edificio Guzmán, ubicado en la avenida cuarta norte de la ciudad, fue testigo de la articulación entre artistas urbanos de la ciudad, la comunidad y la Alcaldía de Cali, unidos para embellecer la denominada Calle del Graffiti con el mensaje: “Viva el arte”.

Un trabajo realizado entre el proyecto Graficalia, de la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana y la Secretaría de Seguridad y Justicia que, por medio de una pauta pedagógica, buscaron prevenir las violencias en los territorios mediante el mejoramiento del entorno y cambiar este espacio urbano desde el arte.

Además de apostarle a la sana convivencia y fomentar la cultura ciudadana en la Amada Cali, como lo afirmó Yury Paola Molina Córdoba, subsecretaria de Prevención  y Cultura Ciudadana: “Nos encontramos con nuestro programa de Graficalia en la comuna 2,  donde le apostamos con la comunidad de artistas del graffiti a recuperar esta calle tan importante para los caleños, pero sobre todo para esta Administración, que le apuesta  a seguir transformando territorios, a prevenir la violencia y a embellecer  nuestra casa común”.

El subsecretario de la Política de Seguridad, Guillermo Londoño, afirmó: “Nos articulamos con todo el embellecimiento de esta zona que de una manera había sido opacada por paredes pintadas, por ser zonas muy oscuras o que nos generaba una percepción de inseguridad”.

Un trabajo resaltado por la comunidad en general, que aportó y trabajó de la mano para la generación de estos espacios.

María Zapata, habitante del barrio Granda, manifestó: “Me siento muy feliz, muy contenta, porque el cambio es muy brusco y todos los habitantes de esta cuadra estamos felices. Antes era un espacio que nos daba miedo pasar por acá, ahora el cambio ha sido del uno al diez, diez, un cambio muy chévere para todos”.

El arte es vida, el arte es paz

Graficalia es un proyecto de la Administración Distrital con el que se pretende a través del arte promover la sana convivencia, la cultura ciudadana y la cultura de paz en los territorios. Por esa razón, buscaron generar reflexiones y un espacio de diálogo entre los asistentes para lograr la transformación de este espacio.

“Aquí lo más importante es que dos comunidades que aparentemente no dialogan como lo son grafiteros y la gente del barrio llegamos a acuerdos y estamos trabajando”, explicó Camilo Lobatón, líder del proyecto de la Subsecretaría de Prevención y Cultura Ciudadana.

Luis Ramírez “Bemba”, es un grafittero de la ciudad, que desde el 2010 llena de color las paredes de la Sucursal del cielo y del amor. Así lo expresó en lo plasmado en el muro, que aporta a esa construcción diaria de su estilo de vida. “Esta es una calle que históricamente se ha intervenido y  personalmente, me parece muy importante que la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana se interese en tener una conexión con nosotros, nuestros estilos y formas de vivir el arte”, afirmó el artista que participó de la actividad.

Comentarios Facebook