Seleccionar página

Entre el 16 y 19 de diciembre en Cali se llevó a cabo el Festival que durante 25 años ha inspirado con toda la tradición del Pacífico, un encuentro donde no solo confluyen la música y el baile, sino un sinnúmero de representaciones autóctonas del litoral, que identifican a toda una población y que ha dejado huella en la creación de la identidad de la caleñidad: el Petronio Álvarez.

173 expositores de artesanías, comidas y bebidas tradicionales, 44 agrupaciones y más de 1.000 músicos en escena hicieron parte de los 4 días del XXV Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez, al que según cifras del Centro de Información Turística de Colombia, ‘Citur’, asistieron 217.764 personas.

El Petronio Álvarez en su versión número 25 erizó la piel de quienes con un arrullo calman su alma, deleitó el paladar de quienes por primera vez probaron las más exóticas preparaciones de la comida de mar, demostró por qué la estética de los peinados, artesanías y vestuario no son solo moda, sino la representación viva de sus tradiciones y en especial la resistencia de sus pobladores; además rindió homenaje a maestras y maestros por su inigualable labor de salvaguardar su patrimonio inmaterial y enalteció con los alabaos a quienes ya no están de cuerpo presente, pero quedaron inmortalizados en los recuerdos de un festival que volvió a la prespecialidad para demostrar por qué este encuentro afro es el más importante en Latinoamérica.

La gran apuesta de este Festival, que se desarrolló en la Unidad Deportiva Alberto Galindo de Cali, fue la reactivación económica de la ciudad y el reencuentro de la unión, el sabor, la alegría y las tradiciones de la cultura de la región Pacífico, de ahí que su slogan haya sido “somos una tradición que inspira”.

“Estamos emocionados de que las personas hayan llegado a la Ciudadela Petronio Álvarez a reencontrarse con esta plataforma cultural que nos ha enseñado a abrazar la diversidad, la tradición, la inclusión, el talento de las maestras y los maestros de música, de los portadores de tradición. Podemos decir que el éxito fue rotundo”, señaló Ronald Mayorga, secretario Distrital de Cultura.

Una de las grandes novedades de esta versión del Festival, fue la bolsa de premios de 800 millones de pesos para los artistas clasificados y ganadores de las diferentes modalidades: violines caucanos, marimba, chirimía y libre.

“Por primera vez en el Festival entregamos un estímulo económico para las agrupaciones no clasificadas, aumentamos el premio para las finalistas del concurso a quienes además se les entregará un paquete de fotografía y video que les permitirá circular en diferentes escenarios nacionales e internacionales”, señaló Ana Copete, directora del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez.

La realización de este encuentro en el mes de diciembre contribuyó al crecimiento de la capacidad hotelera en este mes, que según Cotelco, es normalmente del 45% y en esta oportunidad llegó al 61%.

De acuerdo con la ministra de Cultura, Angélica Mayolo, “este es uno de los festivales con mayor crecimiento en asistentes en el país y tiene todo para continuar creciendo, por eso, nuestro compromiso desde el Gobierno Nacional es seguirlo apoyando, no solo como plataforma de visibilización de la cultura del Pacífico, sino como el festival más importante de la diáspora africana en Latinoamérica”.

El empeño de la Administración Municipal para realizar el anhelado Petronio Álvarez y la asistencia masiva de propios y visitantes fue la oportunidad para que los expositores reactivaran su economía, al mismo tiempo que compartieron sus conocimientos tradicionales con las bebidas, comidas, artesanías, moda y cosmética afro, con un público que vivió la fiesta pacífica de manera biosegura al tener puntos de vacunación habilitados y exigir esquema de vacunación completo para quienes ingresaban a la zona de conciertos.

Comentarios Facebook