Seleccionar página

¡No arranques la piel del bosque!, es la invitación que hace el Dagma a toda a caleñidad  con el objetivo de concientizar a la ciudadanía y vendedores sobre la No utilización del musgo en época navideña, ya que es una especie vegetal protegida.

Los musgos son hábitat de muchas especies que mantienen el equilibrio ecológico  y al igual que los líquenes y barba viejo evitan la degradación de suelo, son indicadores de contaminación ambiental, regulan la humedad los cauces de los ríos y frenan la erosión y son pequeños gigantes del bosque por su importancia ecológica ya que son como un pequeño universo albergan fauna, cuidan el suelo y regulan el agua.

El musgo necesita ser protegido. Por lo tanto, para los pesebres  la autoridad ambiental recomienda utilizar materiales naturales. Algunos son estropajo pintado, fique, papel encerado, aserrín, estopa de coco, papel kraft y pelusa de choclo.

El Dagma ofrece los siguientes consejos prácticos para utilizar estos materiales que reemplazan el musgo:

Estropajo pintado: Se le cortan las venas al estropajo y estas más adelante servirán para crear árboles. En un recipiente, se hierve cierta cantidad de agua. Luego se agrega una pequeña cantidad de sal y se vierte en otro recipiente con anilina y agua fría, todo esto para dar firmeza al color. Por último, se remoja el estropajo con un poco de agua fría y se introduce en el recipiente por espacio de cinco minutos, siempre mezclando para que quede parejo el color. Se baja el recipiente, se escurre el estropajo y se cuelga en una parte donde haya sombra hasta que se seque.

Aserrín: En un recipiente se disuelve anilina con alcohol industrial, para que no queden grumos. Después se vierte aserrín, mezclándolo continuamente durante cinco minutos para que el color quede igual. Luego se pasa por un cernidor para escurrirlo y se pone sobre el papel periódico en un lugar con sombra hasta que se seque (debe voltearse continuamente para que el color quede parejo).

Fique: El fique se moja con pegante madera para darle dureza. Luego se pinta a mano con pintura de agua (vinilo, roseta, témpera, etc.). También puede teñirse según el procedimiento del aserrín.

Papel kraft: Se pinta el papel con pintura de agua, dando distintas tonalidades de modo que parezca musgo (café, verde, ocre). Luego se adiciona colbón diluido en agua para dar textura y brillo al papel.

Estopa de coco: Se procede similar que con el fique.

Papel encerado: Se procede semejante que con el papel kraft.

Pelusa de choclo: Se procede igual que con la estopa de coco.

Con esas sencillas ideas puedes enseñarle a los más pequeños la importancia de cuidar nuestro ambiente. Anímate a sustituir el musgo de tu belén este año y probar así una forma diferente y más eco-amigable de hacer las cosas.

Comentarios Facebook