Seleccionar página

En una decisión histórica el Concejo de Santiago de Cali aprobó el Proyecto de Acuerdo presentado por la Alcaldía de Puro Corazón, para la declaratoria como área protegida de la “La Reserva Ecológica Distrital Cuenca Media del Río Lili”, donde se encuentra el Zanjón del Burro, primera en su tipo.

Este es un corredor ecológico que permite conectar los Farallones de Cali con el valle geográfico del río Cauca a través del río Lili, y además de ser un corredor de conectividad ecológica, es un área de gran importancia hídrica porque tiene nacimientos de agua, quebradas, humedales y sobre todo, porque en esta zona se hace la recarga prioritaria del acuífero de Cali, que está conectado con el acuífero del Valle del Cauca, esto es, la reserva hídrica que tenemos los caleños y vallecaucanos; vital para el futuro de las próximas generaciones.

Al finalizar la sesión plenaria del Concejo Distrital, donde se dio esta declaratoria, la directora del Departamento Administrativo de Gestión del Medo Ambiente (Dagma), ingeniera Francy Restrepo Aparicio, sostuvo que “los caleños debemos estar felices porque después de cinco años de esfuerzos de una comunidad como la de la comuna 22, de muchos miembros del Concejo y de personal técnico del Dagma, que lleva mucho tiempo trabajando en preparar la documentación y todo el soporte, la ciudad hoy tiene una área protegida de 252 Hectáreas donde vamos a dejar un legado para la posteridad, para los hijos de nuestros hijos, de un relicto boscoso, de la protección completa de dos microcuencas como son la quebrada Gualí, el Zanjón del Burro, es decir, la zona media de la cuenca del río Lili, con todos sus bosques, con los humedales, incluso con las derivaciones del mismo río Pance, y con toda la biodiversidad que allí se conserva”.

Cuando hablamos de relicto boscoso, nos referimos a pequeñas áreas de bosques fragmentados y aislados, debido a la intervención humana, para su explotación, principalmente en la construcción.

Y agregó la directora del Dagma: “Vamos a poder, a partir de ahora, decirle NO a más construcciones, salvo está que quienes tengan derechos adquiridos van a poder desarrollarlos, pero con una reglamentación clara sobre esta área de protección,  teniendo claro que no se pierde ni el goce ni la propiedad sobre el predio. Pero no se van a dar más licencias para construcción, se trata de hacer una fotografía que nos quede protegida el área que hoy aforamos, con unas tareas puntuales de preservación, conservación y restauración”.

Por su parte Flower Rojas, presidente del Concejo de Santiago de Cali y ponente del proyecto, aseguró que “este relicto boscoso que viene desde los Farallones de Cali, se incrusta en la comuna 22 y termina en el Lago de la Babilla venía siendo cercenado por las constructoras, haciendo unas construcciones que dañan el medio ambiente y que van en contravía de lo que queremos nosotros ambientalmente. Es un proyecto que realmente beneficia la ciudad, que gracias a los 20 concejales que lo apoyaron hoy podemos decir que la ciudad de Cali en la zona Sur, respira Aire puro y no hacer más depredadoras consultoras particulares que tanto daño le han hecho a esta zona. Veníamos trabajando hace más de tres años para que este las administraciones anteriores lo radicaran en el Concejo y no había sido posible, hoy gracias a la Administración Municipal podemos decir que se radicó, lo discutimos y gracias a que hemos venido trabajando junto a la comunidad de la comuna 22, que también es meritorio agradecerle, podemos decir que va a ser protegido de por vida”.

La líder de Humedales que hace parte del grupo de Conservación de Ecosistemas del Dagma, precisó: “estamos muy felices porque desde el 2017 hemos venido desarrollando todo un proceso de declaratoria que finalmente hoy tiene sus resultados. Esto ha sido un trabajo completamente maravilloso y articulado con la comunidad, concertando las áreas, un polígono que nos permitiera generar una conectividad hídrica y que a su vez nos permitiera conservar los relictos boscosos que tenemos en la comuna 22.  Su principal misión es conservar el futuro hídrico de los caleños, porque casi en el 70 – 80% de esa área se hace la recarga prioritaria del acuífero de Cali, agua que es usada por las comunidades del Hormiguero para vivir. Eso me tiene muy feliz,  también estamos conservando toda la biodiversidad, una gran cantidad de servicios ecosistémicos. En estos días precisamente estuvo rodando un video de las nutrias jugando en el río Lili, alimentándose de los humedales que hacen parte de este polígono que hoy se declara como área protegida; es un gran logro para todos los que hemos venido trabajando en esto, pero también es un logro de ciudad; además que le apostamos a cumplir las metas del Plan de Desarrollo. Han sido días arduos, de mucho trabajo de cumplir los requerimientos de una guía metodológica que dio el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, MADS, para declarar áreas protegidas, requerimientos de las diferentes entidades distritales para sacar esto adelante, y hoy es una realidad”.

El área protegida en cifras:

 

  • 155. 74 Ha de humedales, nacimientos, cauces, derivaciones, acequias.
  • Zonas de restauración 44.82 Ha.
  • Zonas de uso sostenibles 51.63 Ha.
  • 243 especies de aves,
  • 34 especies de mamíferos,
  • 8 especies de anfibios y reptiles,
  • 119 especies de mariposas y
  • 508 especies de plantas.

“Ambientalmente en Santiago de Cali este es un día histórico, gracias a las comunidades, a la Administración Distrital, a mis compañeros de trabajo, al Concejo de Santiago de Cali y a la CVC, que también hizo parte de todo este proceso”, concluyó Francy Restrepo.

Comentarios Facebook