Seleccionar página

Los Primeros Juegos Panamericanos Junior 2021 no solo encendieron la fiesta deportiva en toda la ciudad. También representan la reactivación económica de pequeñas y medianas empresas, que se vieron afectadas en 2020 por la pandemia y el estallido social del paro nacional.

Es el caso de la señora Gloria Stella Vaca, propietaria de una microempresa que nació en 2018 y que actualmente confecciona ropa deportiva. Ella no fue ajena a las consecuencias económicas que trajo consigo la pandemia por covid-19.

“Esta microempresa nació cuando estaba estudiando ‘Diseño para la Industria de la Moda’ en el SENA y quise emprender un proyecto productivo. Entonces presenté una propuesta para Fondo Emprender y fueron ellos quienes me facilitaron el capital semilla para poder iniciar con la línea de confección”, relata doña Gloria, propietaria de Gimao Sports S.A.S.

Aunque inicialmente confeccionaba ropa interior masculina, la emprendedora siempre tuvo el sueño de diseñar ropa deportiva para patinadores, un deporte que practican sus hijas desde hace varios años.

“Como mis hijas siempre han practicado patinaje, vimos la necesidad y la oportunidad de diseñar este tipo de trajes, con el objetivo de confeccionarlos más ergonómicos, pues por ser un deporte aeróbico requiere que tengan elasticidad y libertad de movimiento”, explica Gloria Stella.

La recuperación económica de Cali también se refleja en el repunte de la empleabilidad, indicador que ha venido en aumento durante este último trimestre de 2021 y que mejoró aún más, gracias a los Juegos Panamericanos Junior.

La propietaria de Gimao Sports afirmó estar muy agradecida con toda la gente que ha hecho parte de este proceso en su microempresa. “Siento una satisfacción muy grande al poder generarle empleo a siete personas que participan en la confección de los trajes y demás elementos como termos, toallas y tapabocas, que también acompañan estos Juegos Panamericanos, contribuyendo con un granito de arena para la reactivación económica de la ciudad”, expresa.

Además de la confección, doña Gloria también está gestando un proyecto que permitirá medir el rendimiento deportivo de los patinadores. “Se trata de un dispositivo electrónico que va instalado en una de las mangas del uniforme y que permite medir el rendimiento y los signos vitales del deportista. La idea es que sea un dispositivo de bajo costo, para que los patinadores de cualquier estrato puedan adquirirlo. Aunque en el mercado existen relojes y manillas que miden la intensidad del entrenamiento, son elementos costosos y no todos tienen la capacidad económica para adquirirlos”, puntualizó la emprendedora.

Comentarios Facebook