Seleccionar página

La alegría nos inspira y a Cali la música la revive. Una Feria de la inclusión que rinde homenaje a una capital salsera y resiliente, una ciudad que aguardó un año y medio las ganas de bailar e integrarse como ciudad bajo el sonido de trompetas, tambores y todos los sonidos que aportan diversidad cultural a la capital del Valle.

Es el primer evento masivo después de pandemia, que tendrá 37 conciertos y 55 eventos producidos por Corfecali y varios conciertos privados que aportarán más a la reactivación económica de la ciudad.

“Es un canto a la vida” afirmó el alcalde, a una vida qué hay que cuidar, así como se debe cuidar la casa común.

“La Feria es posible en presencialidad, gracias a todos los hombres y mujeres que se han vacunado, porque nos han permitido reducir los estragos de la enfermedad covid que ha dejado muchas muertes a su paso. Es la oportunidad de recordar al resto de personas a que se vacunen, para que puedan disfrutar los eventos de una Feria que es cultura, reivindicación; es diálogo ciudadano y servicios. Queremos que esta fiesta sea la mejor que se haya podido tener en mucho tiempo” reiteró el alcalde.

A ritmo de la Escuela Capoeira Nagó, de la Universidad del Valle, se entregó el premio por cinco millones de pesos al diseñador ganador del afiche oficial de la versión 64 de la Feria de Cali, que se eligió por votación y dio por ganador, con más de 2 mil votos, a Edwin Arias.

Mamba Negra fue la agrupación que despertó el calor musical de la noche lluviosa del 25 de noviembre en el lanzamiento de la Feria sobre la Arena Cañaveralejo.

“Ahora este es un escenario para la vida y con la música estamos resignificando espacios” gritó el intérprete Jacobo Vélez antes de cantar Barrio Caliente, para recordar el sabor que se vive en Cali.

El show fue animado con comparsas que despegaron a los asistentes de sus asientos para bailar sin parar y ponerlos a tono de una Feria presencial.

Andy Caicedo fue el segundo artista a bordo quien con su alegría y sabor dejó el escenario listo para el maestro Yury Buenaventura.

“Nos inspira la salsa, nos inspira la cultura popular, el Pacífico y a eso venimos a hacer un concierto que se llama Manigua, que es el encuentro de la marimba, el tambor, con el lirismo europeo y la Orquesta Filarmónica de Cali”. Un total de 90 músicos de la Filarmónica rodearon al maestro Buenaventura e hicieron un concierto de ensueño iniciando con la canción Vuelo, para celebrar la vida con raíces del Pacífico.

Argemiro Cortés, gerente de Corfecali, expuso la programación de la versión 64 de la Feria de Cali que se iniciará con el salsódromo el tradicional 25; las fiestas de mi pueblo que resaltarán las colonias que viven en Cali el 26 de diciembre; desfile de autos antiguos el 27, y el 28 el Cali viejo que invitarán a la comunidad a disfrazarse y unirse a esta fiesta de integración.

“Las novedades de este año son tres: al oriente de Cali tendremos una gran caseta desde el 25 al 30 de diciembre con orquestas nacionales e internacionales que se podrán disfrutar de manera gratuita; en la Jairo Varela ofreceremos programación inclusiva con días temáticos y Ciudad de la Alegría, que es una feria infantil” confirmó Cortés.

El salsódromo tendrá lugar desde la avenida Guadalupe hasta la 70, con 1.200 metros y 1.500 bailarines, 40 escuelas, cuatro carrozas con orquestas y más del 50 % del corredor será gratuito.

“En presentaciones, la prioridad la tendrán los artistas locales y nacionales; se contará con los grupos tradicionales y clásicos como Guayacán y Niche, pero también nuevos grupos, y no sólo de salsa, sino de otros géneros y muestras culturales diversas. El 27, por ejemplo, tendremos en la Loma de la Cruz un día de música andina, se va a ofrecer también rock en los Cristales, así como Jazz y Blues en otros espacios”, concluyó el gerente de Corfecali.

Comentarios Facebook