Seleccionar página

“Da a cada ser humano cada derecho que reclamas para ti mismo” -principio del pensador y educador chino Confucio- y “Sin sentimiento de respeto, no hay forma de distinguir los hombres de las bestias” -sentencia de Thomas Paine, uno de los padres fundadores de Estados Unidos- son algunas máximas que los mediadores de paz usan para sensibilizar a los caleños sobre el respeto a los Derechos Humanos.

Mediante esta estrategia pedagógica, artística y poética denominada Pequeños Universos Portátiles, la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana se propone vincular a los ciudadanos como escuchas activas de un contenido específico: los Derechos Humanos, lo cual se logra a partir de la atmosfera generada por el entorno construido a través de una sombrilla personalizada.

Esta práctica se inició este jueves 25 de noviembre, en el marco de la inauguración de los Primeros Juegos Panamericanos Junior, donde más de 30 mediadores de paz están ubicados alrededor de los escenarios deportivos reafirmando que si bien Cali es la Capital Deportiva de América y la Capital Mundial de la Salsa, también es la Capital de los Derechos Humanos.

De esta iniciativa participan, además, 20 mediadores de paz en situación de discapacidad motora y visual, quienes dan un mensaje de inclusión, participación y respeto hacia las personas que, como ellos, tienen capacidades especiales.

Antes de ingresar a la inauguración de las justas deportivas el joven Juan David Sáenz afirmó: “los felicito por esta jornada, muy bonito todo; con esas actividades nos concientizamos de respetar a todos sin importar la diferencia”.

Equipo de comunicación Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana

Comentarios Facebook