Seleccionar página

“Con una de feria de emprendimiento bajo la orientación de las Naciones Unidas, honramos y conmemoramos la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc Ep, uno de los momentos y asuntos más importantes de la historia reciente de Colombia”.

Con estas palabras, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina Gómez, promulgó una vez más que la ciudad es un territorio de paz, desde el cual también se aporta para que no se extinga.

Al recorrer cada uno de los 45 puestos que conforman el pabellón de exhibiciones y ventas, en el que había excombatientes del grupo insurgente, víctimas de actos guerrilleros e incluso del reciente estallido social, el mandatario distrital consideró que construir una solución al conflicto armado a través del acuerdo y la negociación, forma parte de un eslabón superior del ser humano. “No se trata de la imposición de uno sobre otro o la muerte como camino y ruta, sino de la construcción de un consenso para intervenir las contradicciones y conflictos”, enfatizó.

Dijo que al cumplirse un lustro de la firma de la paz, la realización de esta feria ha servido para revalidar y dar a conocer iniciativas de gente que estuvo dentro de la guerra. “Hoy muestran procesos y oportunidades de negocio en áreas como el turismo, lo agropecuario, textil, cultural, industrial o en los servicios. Para nosotros es importante entender que quienes están en estos emprendimientos demandan de la sociedad apoyo, sistematicidad y colaboración”, anotó.

El médico Ospina manifestó que en el marco de este espacio de análisis y por medio de un decreto distrital, se reafirma que Santiago de Cali es un territorio de paz, comprometido con la reconciliación y recuperación de la sociedad, que cree en el diálogo como herramienta eficaz para resolver los conflictos.

A su turno, Daniel Luz, representante de la ONU en Cali, explicó que la feria, como conjunto de intercambio de experiencias, es un espacio muy positivo. Destacó que apenas el 50% de los acuerdos de paz en el mundo llegan a cinco años. Por ello, el hecho de que Colombia esté conmemorando un lustro de la firma de la paz es motivo de celebración.

“Poder traer experiencias productivas de todo el suroccidente, donde tenemos emprendimientos de población en proceso de reincorporación, víctimas y jóvenes de primera línea, es una buena oportunidad para demostrar que, pese a las dificultades y desafíos, la paz es posible”, concluyó el funcionario de la ONU.

Comentarios Facebook