Seleccionar página

En la rendición de cuentas, como actividad de participación colectiva, donde se intercambia información e ideas entre las autoridades gubernamentales y sus grupos de valor se debe incluir el enfoque diferencial.

En ese sentido,  la información para los grupos poblacionales debe pensarse desde las diferencias de edad, grupo étnico, género, orientación sexual; es decir, tener muy presente el valor de la inclusión en esta actividad de dialogo.

Lo anterior permite a la Administración fortalecer su gestión e intervención en los territorios, apuntando a las necesidades específicas de las poblaciones, para avanzar en su desarrollo y garantizar sus derechos.

Por lo anterior, el enfoque diferencial en la rendición de cuentas debe tener presente las siguientes características:

El ciclo vital de las personas: es decir si es niño, niña, adolescente o adulto mayor. En este caso se pretende realizar acciones que garanticen su desarrollo integral durante las diferentes etapas de la vida.

Discapacidad: aplica para las personas en situación de discapacidad, buscando la inclusión de los individuos en los diferentes aspectos de su existencia y dignidad  y sus derechos humanos.

Género: esta característica se enfoca en el reconocimiento de la libre expresión, necesidades específicas de este grupo poblacional y en la garantía de los derechos humanos de homosexuales, lesbiano, bisexual, transexual e intersexual.

Pertenencia étnica: este enfoque cobija a los pueblos indígenas, comunidades negras, afrocolombianos, gitanos-rom, palenqueros  y raizales.  Se busca generar acciones que aseguren sus derechos por encima de las diferencias culturales y étnicas.

Así pues, desde la Administración municipal de Santiago de Cali, los organismos en su ejercicio de rendición de cuentas, buscan informar y dialogar con los grupos de interés incluyendo en estas el cumplimiento del enfoque diferencial en las acciones ejecutadas en la vigencia 2021

Comentarios Facebook