Seleccionar página

 

“Se enciende la alegría y la oportunidad de hacer unos juegos de diálogo, de encuentro ciudadano, de movilización económica en tiempos de pandemia. Se viene una justa deportiva, donde 3.800 deportistas de toda América estarán en la ciudad; esta sea la oportunidad para que Cali los reciba con los brazos abiertos”.

De esta forma, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, describió lo que representa el nacimiento del fuego de los I Juegos Panamericanos Junior Cali-Valle 2021, que fue encendido esta tarde (17.11.2021) durante un acto simbólico en el monumento a Cristo Rey.

El mandatario destacó que el desarrollo del certamen deportivo, que tiene a Cali como su anfitriona principal, es una oportunidad de reconciliación, resiliencia, adaptación y abre un diálogo necesario entre los caleños. “Representa que Cali es potencia deportiva en el continente y representa que tenemos vasta experiencia en el desarrollo de este tipo de eventos”, afirmó Ospina.

En el contexto deportivo, la llama representa el mito del titán griego Prometeo, quien robó el fuego a los dioses para entregarlo a la humanidad. El fuego panamericano está normalmente, asociado con un mensaje de paz y de esperanza y constituye un aviso a todos los atletas panamericanos de que los juegos están a punto de comenzar.

“Gracias por darles a los jóvenes la oportunidad de competir. Hay un gran esfuerzo de toda índole. Es muy difícil invertir en los jóvenes, pero así se asegura el futuro competitivo, no solo en lo deportivo, sino en lo educativo”, destacó Neven Ilic, presidente de Panam Sports, quien agradeció el esfuerzo de la región para preparar la fiesta deportiva.

Valeria Cabezas, atleta juvenil, señaló que las expectativas con los panamericanos son grandes para todos los jóvenes deportistas. “Quiero invitar a los caleños a que nos estén viendo y apoyando porque somos la nueva generación del deporte colombiano”, enfatizó la deportista.

El director de los Juegos, José Luis Echeverry, destacó la preparación de la ciudad para el desarrollo de las justas y afirmó que “los escenarios de Cali son los mejores del país y eso fue lo que se valoró por parte de la entidad seleccionadora”.

La llama de los Panamericanos seguirá recorriendo lugares icónicos de la ciudad y otros municipios que serán subsedes, hasta el próximo 25 de noviembre cuando la antorcha llegue al Estadio Olímpico Pascual Guerrero para la ceremonia inaugural.

Comentarios Facebook