Seleccionar página

Huéspedes y turistas que se alojan en el Hotel Spiwak, al norte de Cali, se sorprendieron ante la presencia de personal médico y de emergencia que atendía a un grupo de jóvenes quejándose de dolores estomacales.

Más que preocupación sintieron finalmente tranquilidad, al ver que todo hacía parte de un simulacro de emergencia organizado por la Secretaría de Salud Pública Distrital. Una medida preventiva de atención ante el futuro hospedaje de más de 3000 atletas de los Juegos Panamericanos Junior, en unos 40 hoteles de Cali.

Un ‘omelette’ de pollo fue el activador del primer simulacro por intoxicación realizado en Cali. El objetivo: evaluar la articulación de las entidades de control, públicas y privadas,frente a la atención de una emergencia masiva en enfermedad transmitida por alimentos.

“Se realizaron todos los pasos de la ruta de activación en caso de un posible evento de salud pública, con el fin de tomar medidas preventivas y estar preparados, con tiempos reales, ante una contingencia por alimentos y así poder ofrecer una respuesta oportuna y eficaz”, declaró Luisa Fernanda García, profesional de inspección, vigilancia y control de alimentos y bebidas alcohólicas de la Secretaría de Salud Pública.

La funcionaria explicó que con esta actividad se desplegó el personal técnico y profesional de Salud Pública; se realizó una visita de inspección sanitaria de procesamiento de alimentos en el restaurante; toma de muestra de agua y alimentos y se visitó el tanque de almacenamiento de agua del hotel vinculado al simulacro.

Los mismos funcionarios del hotel agradecieron este ejercicio, que les permitió medir sus protocolos internos en articulación con las acciones reales de los operadores de emergencia de la ciudad.

“Ante lo que se nos viene como ciudad, con los Juegos Panamericanos Junior, es importante que todos los hoteles nos preparemos en conjunto con las entidades de control y apoyo, para este tipo de actividades de intoxicación alimentaria o cualquier otro tipo de emergencia que pueda suceder en el marco del evento deportivo. Y qué mejor que hacer simulacros para prepararnos ante posibles situaciones reales”, expresó Germán Roldán, jefe de Calidad del Hotel Spiwak.

En el marco de la actividad, a partir de las 9:00 de la mañana empezaron las llamadas de emergencia desde las habitaciones de personas que se quejaban de dolores estomacales. Contabilizando el tiempo, se analizaron los procesos de atención en primeros auxilios y la reacción del personal especializado.

Germán Ávila, delegado en Juegos Panamericanos de la Secretaría de Salud Pública,reiteró que el trabajo por la vida es una tarea de todos. “Hicimos una verificación de los procesos, no solo del organismo distrital con inspección, vigilancia y control, emergencias médicas y vigilancia epidemiológica para el manejo de eventos en salud pública. También nos articulamos con la Secretaría de Movilidad para el manejo de ambulancias y, en general, con el Sistema de Emergencias Médicas, CRUE y PMU de los Panamericanos”, detalló.

El propósito de evaluar la ruta de activación de emergencia y la articulación de todos los organismos de control, se cumplió en el camino de garantizar una respuesta oportuna con los hoteles que recibirán delegaciones de Juegos Panamericanos Junior Cali-Valle 2021 (noviembre 25 a diciembre 5).

Comentarios Facebook