Seleccionar página

Por instrucción del alcalde Jorge Iván Ospina, miembros del gabinete distrital sostuvieron una reunión el viernes (12.11.2021) con autoridades indígenas del Cauca, respecto a la movilización programada para el próximo 10 de diciembre del año en curso.

El mandatario local fue enfático al decir que es necesario dejar atrás el racismo. “Eso de cerrar las puertas de Cali a los indígenas es una locura, una torpeza y una ilegalidad. Como Alcalde de Cali posibilitaré que los indígenas lleguen a nuestra ciudad, adelanten su diálogo, tengan protocolos de convivencia, tolerancia y planes para su movilidad», aseguró.

Durante el encuentro, las autoridades del Consejo Regional Indígena del Cauca-Cric, aseguraron que con su protesta pacífica buscan visibilizar la situación actual de violencia en el sur del país y reiterar su disposición para actuar en comunidad, resarcir las agresiones y darse la mano como gesto de reconciliación.

«Tenemos que mandarle el mensaje a toda la ciudadanía de tranquilidad: la minga no viene en son de protesta, viene en son de paz, para enviar un mensaje desde Cali a Colombia y el mundo, sobre lo que está pasando con sus pueblos y sus territorios en el sur, el norte del Cauca y algunos pueblos indígenas del departamento del Valle del Cauca», subrayó Danis Rentería, secretario de Paz y Cultura Ciudadana.

Por su parte, el consejero mayor del Cric, Ancízar Majin Tintinago, anotó que la minga indígena también pretende proponer al país retomar «el asunto de la paz en cada uno de los territorios».

A su vez, Nhora Mondragón, secretaria de Gobierno Distrital y quien lideró la reunión, indicó que se adelantarán otros encuentros para coordinar la logística de la movilización y que la jornada transcurra sin inconvenientes.

Comentarios Facebook