Seleccionar página

Se adelanta con el apoyo de los guarda humedales y personal operativo del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, DAGMA, la limpieza y mantenimiento de los humedales de la ciudad. Labor que incluye retiro de residuos sólidos y material vegetal, limpieza de senderos, descolmatación de canales de entrada y salida de aguas lluvias para evitar inundaciones, mantenimiento de plantas y árboles, entre otras actividades.

Cali cuenta con 80 humedales, 50 de ellos se encuentran en la zona urbana, 19 hacen parte de espacios públicos y los restantes están ubicados en lugares privados. La Subdirección de Ecosistemas del DAGMA, es el área encargada de su preservación y cuidado.

Los humedales son ecosistemas de gran importancia por los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y por la diversidad biológica que sustentan, además favorecen la mitigación de las inundaciones y de la erosión. Sus servicios ecosistémicos van desde el suministro de agua dulce, alimentos y materiales de construcción y biodiversidad, hasta el control de crecidas de ríos, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Jeison Araujo, guarda humedales del DAGMA, agradece el apoyo y compromiso de la mayoría de los vecinos de estos espacios de interés ambiental: “ellos mantienen muy pendientes, nos comunican constantemente cualquier novedad, cuidan y defienden el humedal y las especies de animales que lo habitan”.

Ariadna Orozco, vecina del Humedal El Retiro, ubicado en la comuna 22 y quien lo visita frecuentemente confirma que “esta hermoso gracias a la limpieza y a las podas del DAGMA, se pueden apreciar mejor los árboles, los patos y hasta los pececitos. Lastimosamente algunas personas que vienen a tomarse fotos y a hacer picnic dejan residuos, globos, confeti y eso obviamente además de no verse bien daña a los animales”.

Los humedales de Cali son el hábitat de diversas especies de animales como guatines, iguanas, zorros y armadillos y aves como la gallareta pico rojo o el pato careta. Ejemplo de su importancia para la preservación de la avifauna es el avistamiento registrado por el DAGMA en el año 2018 en el humedal Charco Azul en el oriente de la ciudad, se trata de una población de entre 15 y 20 individuos de una ave migratoria, acuática, proveniente de Europa denominada Plegadis falcinellus o Ibis Pico de Hoz una especie poco común que se está asentando en nuestro país.

Comentarios Facebook