Seleccionar página

Los Parques Nacionales Naturales de Colombia guardan gran parte del enorme tesoro que es la diversidad biológica y natural de nuestro territorio, que lo hace el segundo país biodiverso del mundo.

Estos espacios prestan múltiples beneficios a la sociedad, entre los que se destacan: conservación de la diversidad genética, biológica y de recursos naturales renovables, protección de cuencas y regulación hidrológica, regulación climática, protección de suelos, control de erosión y sedimentación, belleza escénica, mantenimiento de valores, objetos y estructuras históricas, tradicionales y culturales.

El Parque Nacional Natural Farallones de Cali – PNN Farallones, posee 97.496 hectáreas, de las cuales el 70% se encuentran en la vertiente del pacífico y el 30% en la vertiente caucana. Son las formaciones rocosas más jóvenes de la Cordillera Occidental de los Andes y el área protegida más grande en el Valle del Cauca donde se conservan más de 540 especies de aves y nacen más de 30 ríos que abastecen el suroccidente colombiano. Además, es un reservorio de diversidad de especies únicas y en peligro de extinción en Colombia y en el mundo. Allí, el río Pance se convierte en guía del visitante hasta la zona de El Topacio, puerta de entrada a esta área protegida.

Estas áreas protegidas revisten gran importancia porque hacen parte del corredor entre el PNN Farallones de Cali y la Reserva Forestal de Cali, una conectividad vital para la Estructura Ecológica Principal de la ciudad y de los servicios ecosistémicos y de aprovisionamiento que surten a la capital vallecaucana.

“El Departamento Administrativo de Gestión el Medio Ambiente (Dagma), administra tres predios que se encuentran 100% dentro del área del Parque Nacional Farallones de Cali, son estos: El Danubio, QuebradaHonda y La Yolanda, todos ubicados en la cuenca del río Cali; predios de la mayor importancia para la conservación y protección del recurso hídrico que abastece a Santiago de Cali”, indicó Mónica Londoño, coordinadora del Grupo Conservación de Ecosistemas, de la Autoridad ambiental caleña.

El Danubio, con una extensión de 111,5 hectáreas está ubicado en la margen sur del río Pichindé, en el corregimiento Los Andes, sector Los Cárpatos – Peñas Blancas, se localiza entre los 2000 y 2500 metros sobre el nivel del mar y pertenece al bosque húmedo premontano.

Esta característica de captación de agua y áreas de abundante precipitación tienen un enorme potencial para nuevos descubrimientos de flora y fauna y favorecen la riqueza de orquídeas, no en vano Colombia es considerado el país con mayor número de especies de orquídeas en el mundo, con un total de 4.270 registradas, de las cuales 1.572 son exclusivas del país.

“Hoy contamos con una nueva especie de orquídea para la ciencia, descubierta en el Danubio, uno de los predios de conservación del DAGMA inmerso en el PNN Farallones de Cali. En este predio se ha venido trabajando durante 19 años en la conservación de sus ecosistemas, trabajo que se ve reflejado en este nuevo descubrimiento que le permite a Colombia seguir encabezando la lista a nivel mundial en cuanto a riqueza de orquídeas.” precisó Mónica Londoño.

Esta nueva especie de orquídea es de color verde ocre, no es brillante y su belleza cautiva a expertos, pertenece al género Stelis, sp nova, que se suma a las 98 especies individualizadas en El Danubio, en un espacio conocido como ‘En el rincón de las orquídeas’.

Por eso el llamado a toda la comunidad caleña en el ‘Día de los Parques Nacionales Naturales’ es a la protección de nuestros parques, de nuestros recursos y de nuestro entorno; porque proteger la naturaleza, es proteger la vida.

Comentarios Facebook