Seleccionar página

Nuevamente el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina insistió en su preocupación por la llegada de un cuarto pico de la pandemia por Covid-19, aunque anunció que la ciudad no cerrará su economía.

El jefe del Gobierno caleño sostuvo: “es inocultable, por Dios que me preocupa, de ahí que insistimos a todos para que se acerquen a los puestos de inmunización, porque se nos viene el pico epidémico de los no vacunados y ello es sin duda una situación muy dolorosa, pues no se entiende que alguien se enferme, aún sabiendo que tenemos vacunas, que reducen en un 95% la manifestación severa de la enfermedad”.

Aunque considera que se cumplirá con el 75% en la inmunización de la población caleña, reiteró su llamado a la gente para que se aplique los respectivos biológicos, indicando que “si bien la vacuna no es obligatoria, sino voluntaria, todo mundo debe ser consciente que si no se vacuna, va a poner en peligro la estabilidad de la ciudad y sobre todo su propia vida”.

Igualmente, Ospina conceptuó: “aunque se pueden incrementar los casos de Covid-19 con la realización de grandes eventos en este último tramo del año, también podría llegar el hambre, si estos no se llevan a cabo, y el hambre ocasiona estallidos sociales, por tanto, hay que tener un equilibrio en la movilización de la economía y la vacunación de los ciudadanos”.

Y continuó: “a quienes quieren que se cierre la ciudad, les recordaría que estuvimos al borde de una guerra por haberlo hecho y agotar las oportunidades de emprendimiento y por ello la salida es la inmunización”.

En su posición, el alcalde Ospina recalcó que se intensificarán las acciones de inmunización, al tiempo que instó a los ciudadanos al autocuidado y al no parar la reactivación económica de la urbe.

Comentarios Facebook