Seleccionar página

Comprender las diferencias y construir juntos es uno de los retos que enfrenta Cali después del estallido social surgido a partir de las movilizaciones del pasado 28 de abril.

El tema fue debatido durante el encuentro Cali, 200 días después del 28A realizado en el Centro Cultural de Cali, donde voces protagonistas durante y después del paro nacional hablaron sobre los desafíos que tiene la capital del Valle en el proceso de construcción social.

“La prioridad es territorializar las soluciones y en los territorios priorizar los hogares. Creo que la Alcaldía de Cali ha hecho un significativo esfuerzo para reorientar su Plan de Desarrollo y un significativo esfuerzo para facilitar la inclusión de las poblaciones… yo invito a que la ciudad y su entorno nos hagamos amigables en la palabra, en la esperanza, en el construir juntos”, afirmó monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali.

Para Jessica Fortaleché, vocera de la Unión de Resistencias de Cali, URC, debe existir una articulación entre los entes estatales y las organizaciones privadas para que se lleven propuestas e inversión a los territorios.

“Los cambios que se necesitan son estructurales… las prioridades son educación, salud, empleabilidad, política pública de Derechos Humanos, seguridad alimentaria y veeduría ciudadana sobre las personas que representan al pueblo y no cumplen una función debida”, dijo la joven.

Daniel Zapata, también integrante de la URC, resaltó que se ha avanzado en la construcción social desde los barrios “y uno de los retos que nos proponemos es el tema de la soberanía alimentaria, ya que hay una escasez, entonces estamos promoviendo la creación y ampliación de huertas urbanas, asimismo, la participación política y democrática”.

Por su parte, Gustavo Muñoz, presidente del Grupo Multisectorial manifestó que el reto más grande que tiene Cali es “construir una visión compartida de ciudad donde quepamos todos para empujar hacia una ciudad más equitativa”.

“Construir proyectos con las comunidades, con los barrios; tenemos que llegar allá, desde el sector empresarial se pueden dar muchas oportunidades cuando no es empleo directo en una empresa hacer maquilas, procesos de transformación y velar porque los impuestos que paga el sector empresarial se inviertan en temas de cultura, deporte, obras sociales”, precisó Muñoz.

Nhora Mondragón, secretaria de Gobierno de Cali, destacó que durante estos 200 días después del estallido social la ciudad ha avanzado hacia su transformación “gracias a todas las actividades que se han hecho y al diálogo que ha promocionado siempre el señor alcalde, hoy tenemos una ciudad reactivada, una ciudad que está pensando en el futuro, en las soluciones y en que debemos integrarnos como sociedad”.

Danis Rentería, secretario de Paz y Cultura Ciudadana afirmó que el principal reto de Cali, y que se ha sostenido por parte del Gobierno Distrital, es el diálogo. “El diálogo es ese camino que tenemos para conocer y para resolver los problemas sociales en nuestros territorios y que agobian la ciudad”, señaló Rentería.

Comentarios Facebook