Seleccionar página

85 personas víctimas del conflicto armado de nuestro país y asentados hoy en Cali, ingresaron a la vida laboral gracias al programa ‘Cali Trabaja por la Vida’, que adelanta la Secretaría de Desarrollo Económico Distrital mediante convenio con la Corporación de Desarrollo Productivo-CDP, que a comienzos de 2021 inició un proyecto para fortalecer las habilidades laborales de 183 hombres y mujeres en esta condición.

Fueron más de 600 horas de formación teórico-práctica, en las que 180 colombianos víctimas del conflicto armado quedaron listos para afrontar una nueva vida. Sectores de comunicaciones, alimentos y bebidas, administrativos, comercial, manufacturas, entre otros, acogieron a beneficiarios del proyecto.

John James Potes es un joven afro beneficiario del proyecto. Hoy se encuentra laborando gracias a las capacitaciones y talleres recibidos, que ampliaron sus conocimientos y, por ende, las posibilidades de acceder a puestos de trabajo.

“Lastimosamente cuando llegó la pandemia lo hizo con tanta fuerza que a muchos que teníamos trabajo estable y fijo, nos tocó retirarnos y empezar a pensar en otras alternativas. Entre ellas estuvo la formación que ofrecía la Alcaldía y el CDP, mediante una capacitación. Estoy muy agradecido, primeramente porque es una oportunidad que uno tiene de capacitarse y aprender más y el conocimiento nunca va a estar demás. Son programas que benefician a mucha gente, no solo a los que han trabajado o tienen experiencia, sino que también le brindan la posibilidad a quienes no han tenido la oportunidad de ir a una Universidad”, reflexiona Potes.
Para Sofy Sánchez Anchico, otra beneficiaria del proyecto y quien hoy se encuentra vinculada laboralmente a un almacén de reparación y venta de repuestos para motocicletas, ha sido lo mejor que le ha sucedido en los últimos tiempos. “Después de seis años de estar desempleada, este convenio me dio la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos para aplicarlos en esta empresa. Estaba trabajando en una fábrica de velas y lastimosamente entró en liquidación y aquí he tenido la oportunidad de realizar un trabajo”, manifestó.

Ximena Martínez es otra de las 180 personas beneficiadas con el proyecto de formación en competencias laborales con oportunidades. Ella aplicó a un puesto de trabajo en una empresa que presta el servicio de ‘call center’ en la ciudad. “Antes estaba en mi casa buscando algo para trabajar y estudiar, hasta que me enteré de esta oportunidad que brindaban desde la Alcaldía. Ha sido algo maravilloso, pues gracias al estudio que me brindó el CDP y la Administración Distrital ahora estoy trabajando”, expresó.

Yésica Góngora es una joven nacida en Cali, de padres del litoral Pacífico. No encontraba trabajo y la vida le ha cambiado en los últimos meses, tras haber recibido formación en habilidades laborales. Hoy agradece haber sido una de las beneficiarias. “Gracias a la Alcaldía y al CDP he adquirido muchos conocimientos que aplico en mi etapa productiva. Se me han abierto las posibilidades de empleo y por eso estoy muy agradecida”, remarcó.

Los 183 beneficiarios del programa ‘Cali Trabaja por la Vida’, que implementa la Secretaría de Desarrollo Económico con el CDP, también recibieron apoyo de transporte y alimentación. Este proyecto se convierte en otro ejemplo de reconstrucción del tejido social, en el marco de la reactivación económica que lidera la Administración del ‘Puro Corazón’.

“Desde el área de Empleabilidad hemos visitado a beneficiarias y beneficiarios del programa, a través del cual se fortalecieron las competencias laborales de más de 180 personas, víctimas del conflicto armado. Hasta el momento se ha logrado la vinculación laboral de 85 de ellas (47%)”, puntualizó Járrison Martínez, subsecretario de Servicios Productivos y Comercio Colaborativo.

Comentarios Facebook