Seleccionar página

Con el fin de ofrecer herramientas pedagógicas que contribuyan al bienestar y desarrollo humano individual y comunitario y considerando la relación con el medio ambiente para fortalecer el tejido social de los comedores comunitarios se construye el Sistema de Huertas Comunitarias desde la perspectiva agroecológica, con la orientación de la Secretaría de Bienestar Social de la Alcaldía de Cali.

“Actualmente, se está realizando la caracterización de 90 comedores comunitarios y 10 procesos de usuarios y vecinos de los comedores identificados con algún avance o interés en el tema de huertas comunitarias, de la mano con el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, para tener un diagnóstico que permita focalizar los apoyos en cada proceso”, señaló Mauricio Rivas, subsecretario de Poblaciones y Etnias.

“Desde esta perspectiva se busca optimizar un recurso que ya los comedores tienen y que es fundamental en la construcción de un buen suelo para las huertas como son los residuos orgánicos que día a día salen de cada uno, y que sirva también para que la comunidad participante adquiera el conocimiento y lo ponga en práctica en sus hogares”, sostuvo el funcionario.

En este sentido, se avanza en la formación de gestores y beneficiarios para el manejo de residuos sólidos priorizando la práctica del compostaje y en alianza con la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESPM) se está capacitando en 15 comedores.

Para fortalecer esta iniciativa, el programa Corazón Contento entrega los insumos a cada uno de los procesos teniendo en la cuenta la priorización de la caracterización, por ejemplo: pala, palín, carreta buggy, tierra, abonos: humus, diatomea, semillas limpias, plántulas, caneca para recoger agua lluvia, manguera, sistemas de compostaje, entre otros elementos y la implementación o fortalecimiento de las huertas comunitarias en cada territorio a través de talleres teórico prácticos en alelolapatía para identificar cuáles plantas deben sembrarse juntas y cuáles no, construcción de semilleros, tipos de siembra, sistemas de riego, entre otras actividades.

En esta alianza interinstitucional, se adelanta con el equipo de Gobernanza ambiental del Dagma, la caracterización de los comedores y se establece la ruta formativa iniciada con el taller de Agrocultura Urbana, el cual promueve el cuidado del medio ambiente a través de la práctica del compostaje en un contexto comunitario.

Comentarios Facebook