Seleccionar página

Los ambientalistas y habitantes del corregimiento Pance, que han trabajado arduamente por proteger este importante acuífero y su cuenca, celebran que después de 30 años puedan ver más cerca la posibilidad de conservar una franja forestal que estaba en riesgo de ser urbanizada y reemplazada por asfalto.

“Debemos ser responsables con nuestras futuras generaciones y en especial cuidar el agua que es esencial para la vida. Pedimos a la comunidad flotante que sea responsable con el uso del parque que se está protegiendo, porque los habitantes hemos aportado nuestra cuota y se requiere compromiso, pedagogía y respeto con las especies que habitan aquí”, expresa Alirio Silva, presidente de la Junta Administrativa Local de Pance quien aseguró sentirse feliz con la adquisición de los terrenos que faltaban para completar el nuevo parque de Pance.

El parque ambiental Corazón de Pance es sinónimo de esperanza y reconciliación con un territorio que genera vida y ha sido amenazado por el desarrollo urbanístico de la capital vallecaucana. La misma comunidad agradece la recuperación de esta herencia ancestral

Jair Llanos Jiménez consejero ambiental por la comuna 12, resalta los beneficios ecosistémicos que aporta este parque a la ciudad y la ventaja de aumentar el tamaño de una zona forestal que siempre debió ser protegida “Yo soy adicto al río Pance, vengo cada ocho días y siempre me llena de alegría conectarme con la naturaleza”

Este territorio sagrado para la preservación de la vida hace parte de la estructura ecológica de la región que además de ser esencial como corredor biológico, tradicionalmente ha sido un espacio de esparcimiento y contemplación de la naturaleza para caleños y turistas.

Sin embargo, el proyecto de este parque ambiental tendrá un enfoque diferente al uso recreativo del famoso paseo de olla, la zona se enfocará en la preservación, la pedagogía ambiental, salud y la integración con la naturaleza en respeto de la misma.

“Debemos cuidarlo, los habitantes aledaños deben integrarse al cuidado con siembra de árboles nativos para que exista mayor movilidad de las especies que aquí se protegen” reitera el concejal Terry Hurtado

Dana Sofía Caicedo, representante de la comunidad estudiantil invita a que todos los jóvenes hagan parte de esta protección forestal con actividades sanas que prioricen la conservación del lugar “Somos afortunados de tener estos espacios en los que aún habitan especies nativas”

Las 90 hectáreas del parque ambiental Corazón de Pance están destinadas a la conservación y la protección ambiental, así como la contemplación y recreación sostenible de quienes saben apreciar los tesoros naturales de nuestra región.

Comentarios Facebook