Seleccionar página
La Administración  caleña trabaja permanentemente en las soluciones estructurales evidenciadas en el estallido social, y además de atender, escuchar y profundizar en las causas que propiciaron las divisiones y protestas, ha requerido de inversiones públicas que demandan tiempos, requisitos y exigencias de la Ley 80 o Ley de contratación.
Dentro del plan de emergencia social se estableció una amplia agenda de inclusión a la población que más se está sintiendo desentendida en todos los niveles del Estado. En Cali, ciudadanos entre los 14 y 28 años representan el 31.2% en la tasa de desempleo, generación que no encuentra canales ni conectividad con oportunidades para su desarrollo. Por ello se adelantó la implementación de este programa social de emergencia con provisión de alimentos, seguridad alimentaria, educación, empleo y protección a los jóvenes en el territorio.
La Alcaldía adelanta los procesos necesarios para reactivar la economía de esta población joven impactando la educación desde la capacitación e incorporación a carreras técnicas, tecnológicas y universitarias, hasta programas para concluir el bachillerato o de emprendimiento para adquirir el primer empleo.
“Una política de psicoactivos, este será otro de los macro proyectos importantes durante nuestro gobierno. Una lucha frontal frente al consumo de drogas que está de la mano de entender que la farmacodependencia es un problema de salud pública y que demanda una acción integral de todas las instituciones del Estado. Por eso vamos a constituir el sistema distrital de atención a quien está en adicción”, explicó el alcalde Jorge Iván Ospina.
En cuanto a la infraestructura que fue vandalizada el 28 de abril y los recurrentes ataques al Sistema Masivo, la secretaría de seguridad y justicia junto a la policía y la fiscalía adelantan investigaciones y han realizado varias capturas para frenar los ataques. Simultáneamente se desarrollan procesos de inversión y recuperación de estaciones, semáforos y edificios públicos que ya están ofreciendo atención al público.
“No hemos atravesado por un momento sencillo, es el problema más difícil que hemos afrontado como ciudad en los últimos 200 años. Los liderazgos ciertos encuentran soluciones y los inciertos se quedan navegando en la angustia” lamenta así el alcalde de Cali, que asegura se requieren más personas que se sumen en la atención y respuesta a una crisis estructural, a la reducción de brechas y generación de mayores oportunidades, en vez de limitarse sólo a señalar.
En cuanto a la movilidad que cuenta con daños superiores a los 800 millones de pesos en semaforización se está actualizando la tecnología de equipos caducados que se están renovando de acuerdo a las exigencias de las ciudades inteligentes.
“Teníamos 63 intersecciones fuera de servicio, 122 han sido intervenidas y 419 están funcionando en las vías de la ciudad. Estamos en dos frentes: el primero, con dos equipos técnicos logrando la reposición del cableado todos los días de la semana; y el segundo, apoyando las tareas de todo el inventario para darle la información pertinente a la aseguradora, que dará solución para que puedan repararse los cruces semafóricos en Cali», declaró el secretario de Movilidad, William Vallejo.
En seguridad también se ha reforzado el personal y las herramientas de operatividad e investigación, así como nuevas tecnologías y trabajos de campo.
Según el más reciente informe del Observatorio de Seguridad, se han reducido de manera significativa los hurtos a personas, residencias, de celulares, de vehículos y de bicicletas, en lo corrido del año. “De los once ítems verificados, hemos logrado mejorar en siete. Es decir, empezamos a observar los resultados del trabajo adelantado en materia de judicializaciones, identificación, individualización, capturas y refuerzos tecnológicos, para ratificar nuestro compromiso con la ciudadanía caleña”, aseveró el secretario de Seguridad y Justicia, Carlos Soler Parra, al presentar este informe.
Adicionalmente, la Alcaldía de Cali ha adoptado más de 40 zonas representativas de la ciudad y vías principales para realizar embellecimiento, recuperación y enlucimiento de las mismas. 700 funcionarios de la administración se han trasladado a estos sectores con las herramientas necesarias, pero en especial, con un corazón lleno de amor por Cali para tener la mejor imagen de bienvenida para los primeros Juegos panamericanos Junior y para la feria de Cali.
Todos y todas a estudiar es una estrategia que permitirá nivelar las oportunidades de quienes se sienten excluidos, porque la educación es fundamental para la transformación de las sociedades.
Únete como caleño a la transformación de una ciudad para todos, una ciudad que es de todos y que se está recuperando con la ayuda de todos. TeQueremosCali
Comentarios Facebook