Seleccionar página

“Encontramos intereses de personas que deberían estar fuera del comercio porque recibieron indemnizaciones por buses, busetas y ‘busetones’, los cuales tendrían que estar guardados. Sin embargo, siguen intentando prestar servicios y en algún momento están aumentando su volumen”.

Así lo expresó el secretario de Seguridad y Justicia Distrital, Carlos Javier Soler Parra, frente a la situación actual del sistema de transporte masivo, MIO, vandalizado durante las manifestaciones desmedidas del paro nacional. Según el funcionario, a raíz de la disminución en su flota se han formado terminales no legales y transportes informales, a través de los cuales se estarían gestando estrategias para impedir la reestructuración de las estaciones del sistema y la prestación normal del servicio.

“Hay buses y colectivos que no tienen seguro. Por lo tanto y en caso de un accidente, la gente va a quedar tirada, herida y no van a tener quién se responsabilice, pues no pagan impuestos a la ciudad”, argumentó el Secretario.

Dijo que, conjuntamente con la Secretaría de Movilidad, se hace un acompañamiento para formalizar algunos temas que no tienen que ver con las rutas del MIO. “El transporte masivo tiene una concesión que se debe respetar. Algunos de estos ‘terminalitos’ están invadiendo la zona e instrumentalizando a personas en situación de calle. También cogen a inmigrantes y por algunos recursos los ponen a tirar piedras y a tratar de hacer actividades ilegales en contra del transporte masivo”, subrayó Soler Parra.

Estas denuncias están, desde hace aproximadamente tres meses, dentro del Sistema de Información de la Fiscalía General de la Nación para el Sistema Penal Oral Acusatorio.

El titular de Seguridad y Justicia Distrital reiteró que las personas que actúen de manera ilegal para afectar el MIO, serán llevadas ante las autoridades competentes. “Igual que algunos mototaxistas en sectores como Meléndez, que tienen intenciones de no dejar arreglar la estación. Con ellos ya hemos tenido algunas acciones de tipo policial y legal. Ya están denunciados, porque su interés es dejar bloqueadas 50 mil personas que viven entre Alto Nápoles y Alto Meléndez, para seguir usufructuando en sus motos el transporte de estos ciudadanos y por otros intereses mezquinos y económicos de ciertos sectores que no entienden el modelo de ciudad”, puntualizó Carlos Javier Soler Parra.

Desde la Administración Distrital y Metro Cali se continúan fortaleciendo los planes para la normalización de las rutas del masivo, con acompañamiento de la Policía Metropolitana en estaciones y terminales del MIO.

Comentarios Facebook