Seleccionar página

Con una vehemente invitación a la resolución de las diferencias a través del diálogo y la educación, el secretario de Seguridad y Justicia Distrital, Carlos Javier Soler Parra, se refirió a los índices de homicidios en Cali, que continúan disminuyendo pese a las muertes violentas registradas el fin de semana.

“Hay aspectos como la intolerancia que van atados a comportamientos ciudadanos, a la cultura y a la educación que tenemos que cambiar. Por ejemplo, la gente está ingiriendo licor y sale de los establecimientos de consumo, donde la Policía puede estar, es decir, donde está el componente de espacio público y no se necesita ningún permiso para regular sus comportamientos. Sin embargo, dentro de las casas, donde para entrar necesitaríamos una orden de allanamiento, empieza algo monstruoso como cuando el esposo asesina a la esposa el fin de semana, presuntamente con un destornillador y por intolerancia”, contextualiza el funcionario.

Tomar la justicia por mano propia es uno de los aspectos que no se van a permitir en el Distrito Especial de Santiago de Cali. “Estamos comprometidos con más de 1700 hombres de la Policía que reforzarán la seguridad ciudadana. Queremos mostrar esperanza y seguir con la reactivación de Cali. Acompañé a los equipos de seguridad el fin de semana y encontré todos los establecimientos gastronómicos abiertos, de todos los estratos y eso nos parece muy interesante. Se están moviendo aproximadamente 300 mil empleos en el sector de la noche y esto reactiva la economía”, argumentó el responsable del organismo de Seguridad.

Recientemente, la Policía Metropolitana logró la captura de 13 personas y la incautación de armas de fuego, gracias al despliegue operativo de la institucionalidad en las 22 comunas de Cali.

Una de las capturas se registró en la comuna 18, donde mediante persecución por tierra y aire, con apoyo del Halcón, fue detenido el presunto responsable de un homicidio en el sector de Los Chorros.

Comentarios Facebook