Seleccionar página

Gracias a las denuncias de la comunidad, el viernes (10.09.2021) la Alcaldía de Cali, en accionar conjunto con la Policía Metropolitana, procedió a la demolición de un inmueble en el barrio Marroquín, que era utilizado para el expendio de estupefacientes, convirtiéndose en un foco de inseguridad que se ataca de manera oportuna en la lucha frontal contra el microtráfico y el crimen organizado.

«En un trabajo articulado con Fiscalía General de la Nación y la Policía Metropolitana, se han logrado importantes resultados, todo enmarcado en nuestra campaña ‘Te queremos Cali’», manifestó el secretario de Seguridad y Justicia Distrital, Carlos Soler Parra.

Se trataba de un inmueble convertido en zona de miedo y un importante centro de expendio de estupefacientes. “Era un sitio recurrente de consumo de sustancias psicoactivas y un punto álgido para la comisión de atracos. Con su demolición le devolvimos la tranquilidad y paz al sector», señaló el Brigadier General Juan Carlos León, comandante de la Policía Metropolitana.

En esta zona del oriente de Cali se han intensificado los controles, reportando más 700 comparendos por comportamientos contrarios a la convivencia, 10.500 registros a personas y 13.000 verificaciones a vehículos con incautaciones de estupefacientes.

La estrategia recurre también a cámaras de seguridad e investigaciones de los organismos de inteligencias y el Cuerpo Técnico de Investigación Judicial (CTI), que trabajan de la mano con fiscales especializados para desarticular estas bandas y ponerlas a disposición de la Justicia.

Con estas acciones se siguen dando golpes contundentes a los grupos delincuenciales que operan en el Distrito, por la tranquilidad, seguridad y paz de caleños y caleñas.

Comentarios Facebook