Seleccionar página

Una de las principales misiones del Estado es velar por el bienestar de todos los habitantes direccionando los programas y presupuestos necesarios para combatir el hambre y la pobreza.

Por este motivo, el alcalde Jorge Iván Ospina dispuso el Plan de inclusión social de emergencia para que se adelanten tareas de provisión de alimentos, seguridad alimentaria, educación, empleo y protección a los jóvenes en el territorio.

“Es parte de lo que tenemos que adelantar como Estado porque donde existe hambre, no hay empleo y no hay oportunidad de educación, pueden haber manifestaciones anómalas y violentas”, precisó el mandatario caleño.

Hizo un llamado para que se entienda que todos los jóvenes sin distingo pueden acceder a los servicios y beneficios de la Administración Distrital. “ A nadie le puede molestar que una ciudad haga un plan de inversión de emergencia social”, recalcó.

El médico Ospina enfatizó en que está dirigido a todos los jóvenes que están en situación de vulnerabilidad, sin descartar su origen o su participación en jornadas de protesta.

“No se descarta a nadie y a nadie le puede molestar que quienes estuvieron en barricadas puedan ser protagonistas y beneficiarios de un programa de inclusión social de emergencia”, reiteró.

La Alcaldía continúa adelantando trabajos en todos los campos dirigidos a los jóvenes, que van desde la capacitación e incorporación a carreras técnicas, tecnológicas y universitarias. También hay programas para que terminen el bachillerato o aspiren a un primer empleo.

Esta apuesta está relacionada con la estrategia Todos y Todas a estudiar pero todos los organismos de la Administración Municipal se han volcado a responder a las múltiples necesidades de los jóvenes más vulnerables.

Comentarios Facebook