Seleccionar página

A nivel mundial, el sarampión sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños, aunque existe una vacuna segura y eficaz para prevenirlo que los padres no utilizan.

“No existe ningún tratamiento antiviral específico contra el virus del sarampión; solo la vacuna es eficaz”, explicó Liliana Alarcón Luna, coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones-PAI.

Según la experta, los casos graves son especialmente frecuentes en niños pequeños malnutridos y, sobre todo, en aquellos con un sistema inmunitario debilitado. “En poblaciones con altos niveles de malnutrición y falta de atención sanitaria adecuada, el sarampión puede llegar a matar al 10% de los casos”, anotó.

Puede causar además complicaciones graves como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía. Es una enfermedad vírica muy contagiosa, que se transmite por gotas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas.

Los síntomas iniciales, que suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección, consisten en fiebre alta, congestión nasal, ojos rojos, pequeñas manchas blancas en la cara y sarpullido que comienza en el rostro y cuello y se va extendiendo gradualmente al resto del cuerpo.

“El sarampión es una enfermedad prevenible mediante vacunación”, enfatizó Liliana Alarcón Luna. Asimismo, la coordinadora del PAI reiteró a los padres y cuidadores, a EPS, EAPB y ESE, su responsabilidad de vacunar a los menores de 1 a 11 años con el refuerzo de sarampión-rubéola, en la próxima jornada nacional de Vacunatón’ programada para el sábado (11.09.2021).

Comentarios Facebook