Seleccionar página

Un nuevo encuentro con las Juntas Administradoras de los acueductos rurales, adelantó la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos – Uaesp, en el marco del espacio denominado Mesa de Agua, en el que se trabajan diferentes temas comunitarios.

“En esta oportunidad se evaluaron los proyectos de inversión para este 2021 y para el 2022 en materia de acueducto y alcantarillado, con el fin de darle acceso a agua potable a toda la ciudadanía que habita en la zona rural de Cali, además de las soluciones básicas de tratamiento de aguas residuales”, explicó al término del encuentro el director de la Uaesp, Marco Aurelio Vera Díaz.

Las inversiones presentadas por el área de Agua Potable a los asistentes, dan cuenta que este año la inversión para el líquido vital en la zona rural superan los $7.051 millones, mientras que en Saneamiento Básico, el cual incluye alcantarillado y las plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, superan los $6.200 millones.

“Por Situado Fiscal Territorial el valor a invertir llega a los $267 millones. Estos valores comprenden las obras y los diseños para acueducto y alcantarillado que se encuentran en realización o están próximas a iniciar”, dijo el director de la Uaesp.

Al encuentro, realizado en el auditorio principal del Edificio del Café, también asistieron delegados de la Secretaría del Salud de la capital del Valle, así como representantes del Comité de Cafeteros, estos últimos con los que se han realizado acercamientos direccionados al trabajo mancomunado que lleve beneficios a la comunidad que habita la zona rural.

“Estos espacios son muy interesantes porque nos permite participar activamente. Hemos logrado tener el alcantarillado para la comunidad y luego la planta de potabilización. Siempre ha habido acompañamiento por parte de la Unidad de Servicios”, dijo Jorge Garcés, presidente de la empresa de Acueducto del paraje La Luisa, en el corregimiento La buitrera, lugar en donde se benefician 230 familias.

Por su parte, el ingeniero sanitario Ricardo Gonzalez, coordinador del programa de vigilancia de calidad del agua de la Secretaría de Salud de Cali, precisó que desde esa área monitorea el agua con el fin de determinar que el líquido vital sea apto para el consumo humano. “Este es un espacio para que la Administración tenga la oportunidad de verificar los trabajos en materia de agua que se han realizado, que sean óptimos y así entre todos evidenciar las mejoras que se deban hacer en la zona rural”, dijo.

Este espacio continuará consolidándose y propiciándose para acercar a la comunidad con la administración, pero además para conocer las experiencias de cada una de las juntas que asisten, así como los trabajos que vienen desarrollando en las comunidades en pro de los ecosistemas, del cuidado del agua y la conservación de la misma.

“En el caso de La Buitrera, se pasó de tener pozo séptico a alcantarillado. Contamos con una campaña sobre el uso adecuado del agua y la micromedición nos ha ayudado mucho a solucionar o controlar el desperdicio que antes había en la zona”, especificó el señor Garcés.

#AccionesDeCorazón

Comentarios Facebook