Seleccionar página

El martes 31 de agosto fue un día triste para la Institución Educativa Oficial Santa Cecilia: la docente Lucía Barona Arcila los dejaba; de ella quedaría -como legado- el compromiso y el amor por la enseñanza y por los estudiantes.

Por más de 34 años, esta licenciada en Lenguas Modernas, enseñó inglés y francés a los estudiantes de secundaria en esta Institución, ubicada al norte de Cali.

Omar Zapata Cantor, rector del plantel, manifestó: “Siempre en su trasegar por las aulas de clase demostró un gran cariño por sus estudiantes, un gran compromiso institucional, un gran apoyo a la comunidad. Se destacó por su don de gentes, por su interacción con los estudiantes y su espíritu de colaboración. Es una sensible pérdida para la institución educativa. Fue una excelente maestra”.

Sebastián Jiménez Kraft es estudiante de ciclo VI de la jornada nocturna en la sede Brisas de los Álamos, al enterarse de la noticia expresó: “Fue una profesora llena de amor, que entregaba lo mejor de sí; demostraba su vocación mostrando siempre su cariño hacia sus estudiantes, era muy cercana a todos nosotros, se preocupaba si nos veía mal, nos hablaba, se interesaba en nuestros problemas. Me duele saber que se fue. Que en paz descanse.”

Luz Marina Garzón, profesora, compañera y amiga, la recuerda como una persona llena de solidaridad, con alto nivel de compañerismo y un constante interés por aprender. Expresó: “los estudiantes extrañarán sus ocurrencias, su pesada maleta, su risa, su trato, el amor que profesaba por su labor. Dejará un espacio inmenso difícil de llenar en nuestro lugar de trabajo y en nuestros corazones”.

El coordinador de la institución, Yonny Armando Pérez González, resaltó el amor que tenía la profesora Lucía por su vocación docente y su compromiso por la enseñanza: “una persona que amaba lo que hacía, demostraba el amor por sus estudiantes y por la comunidad educativa. La recordaré por siempre”.

“Deja en mí un recuerdo que siempre me acompañará. Será un ejemplo a seguir, especialmente en lo profesional para mi desempeño como docente. Gracias Lucía”, fueron las palabras de Carlos Lemos, docente y compañero. Además, destacó: “La profesora Lucía era de carácter firme y defensora de sus convicciones”.

Comentarios Facebook