Seleccionar página

Fueron cinco días de poesía, donde con cada verso y cada estrofa, desde Santiago de  Cali, se le dio la mayor importancia a la palabra, para construir desde los territorios una ciudad más incluyente,  más multicultural y más diversa, con los jóvenes como actores protagónicos.

La versión 21 del Festival internacional de Poesía de Cali pasará a la historia por convertirse en un escenario donde se pudo  hablar de la realidad del país y de la ciudad, haciendo una lectura crítica sobre el momento histórico que se vive, donde artistas y jóvenes de los barrios caleños pudieron expresar, a través del arte, sus pensamientos, donde la reconciliación fue protagonista.

El secretario de Cultura de Santiago de Cali, Ronald Mayorga señaló que, el Festival  cumplió el objetivo de eliminar estigmas  y escuchar a los jóvenes en torno a la paz y el entendimiento “este Festival de Poesía fue un bálsamo que nos recordó que, si podemos encontrarnos en torno al diálogo y si podemos tener conversaciones en medio de las diferencias. Fue un festival acogido por todos los caleños y los líderes de opinión del país, que vinieron a Cali y encontraron en Cali, una ciudad que los abraza y los acoge”.

Caminando por los territorios, en el XXI Festival Internacional de Poesía de Cali se escuchó la voz de los jóvenes líderes comunitarios de barrios como: Siloé, Llano Verde, Mójica, Potrero Grande y el corregimiento Montebello, así como de los jóvenes Misak del Mamo Arhuaco, de las madres cantaoras del Pacífico, los llaneros de Casanare, la poesía de la isla de San Andrés, las víctimas del conflicto armado, los jóvenes de la población LGBTIQ+, los privados de la libertad y los militares procesados por la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).

“Estamos felices y orgullosos porque por primera vez este Festival llegó a todos los territorios. Quedamos con la satisfacción de haber hecho un Festival incluyente, diverso, multicultural, que tomó en cuenta a la mayor cantidad de voces, demostrando que Cali, es una ´Ciudad Almada´”, señaló Betzimar Sepúlveda, directora de la versión 21 del Festival Internacional de Poesía de Cali.

Los invitados nacionales e internacionales calificaron esta versión del Festival de Poesía como una experiencia única, innovadora, porque se sale de los estereotipos tradicionales y mostró que si es posible a través de la palabra encontrar la reconciliación.

“A través de esta fiesta de la poesía durante varios días, sabemos que podemos seguir haciendo arte, porque hay quienes nos leen y esto nos permite que todos sigamos siendo humanos y que no aceptemos que la violencia sea nuestra manera de vivir ni una forma en que se nos imponga enfrentarnos unos a los otros. Muchas gracias a todos por hacer de este festival un momento de encuentro, de construcción de paz y de levantar una ciudad para que haya arte para todo el mundo”, aseguró Gabriela Ruiz Agila, poeta ecuatoriana.

Por su parte, Héctor Hernández Montecinos, de Chile señaló que se va feliz por la experiencia vivida, “creo que ha sido una celebración de la poesía, de la vida, de la posibilidad de crear un puente, una nueva voz y un puente a lo que durante mucho tiempo no lo tuvo , por eso nos vamos contentos, de celebrar esta fiesta de la vida, que va más allá de los  poemas y de los libros, en donde celebramos un encuentro de experiencias profundas, en donde triunfó la palabra, ante el silencio que nos rodea”.

La poeta pereirana Yorlady Ruíz López se mostró conmovida por la experiencia vivida en Siloé, donde pudo vivir de cerca las voces que piden ser escuchadas, “estoy feliz de vivir esta experiencia, fue hermoso estar en la montaña y poder compartir allí”.

El cierre del XXI Festival Internacional de Poesía de Cali fue una noche de gala donde escucharon los recitales de Frank Báez de República Dominicana; Hernández Montesinos, de Chile; Marlene Zertuche, de México; Gabriela Ruíz Agila, de Ecuador y por Colombia, Jefferson Perea, Falon Murillo, Alfredo Vanin, María Tabares, Juan Manuel Roca, Mery Yolanda Sánchez, María Matilde Rodríguez y Yorlady Ruíz, además del disfrute de un concierto de cuerdas ofrecido por la Orquesta Filarmónica de Cali, el que puso el broche de oro, a un festival que se reinventó por la reconciliación y la paz.

La versión 21 del Festival Internacional de Poesía de Cali contó con la participación de 15 poetas nacionales y 5 invitados internacionales de países como México, Ecuador, República Dominicana y Chile, además del talento literario colombiano  como Doris Salcedo, Piedad Bonnett, William Ospina, Álvaro Restrepo y Jesús Abad Colorado, entre otros.

El XXI Festival Internacional de Poesía de Cali, cerró sus puertas en 2021 demostrando porque en Cali, somos una ´Ciudad Almada´, que piensa que a través del diálogo y la palabra es posible la reconciliación y la paz.

Comentarios Facebook