Seleccionar página

Disminuir la tasa de deserción escolar es uno de los principales retos de la Secretaría de Educación de Santiago de Cali. Con ese propósito, desde hace dos meses, mediante visitas domiciliarias realizadas por trabajadores sociales se lleva a cabo la estrategia de seguimiento en territorio a los estudiantes que han abandonado sus procesos formativos en las Instituciones Educativas Oficiales, IEO.

“La Subsecretaría de Cobertura Educativa viene implementando una estrategia innovadora a nivel nacional movilizando un equipo de profesionales, quienes van a los hogares de los estudiantes matriculados en el Sistema de Matrícula Estudiantil de Educación Básica y Media, SIMAT, buscando aquellos niños, niñas, adolescentes y jóvenes que por una u otra razón están por fuera del sistema educativo, identificando cuáles fueron los factores y las variables que los llevaron a desertar de su plantel educativo, buscando la forma de mitigar esas situaciones” explicó Alexander Castaño Pérez, líder de permanencia educativa del organismo Distrital.

La tasa de deserción en 2020 fue de 1,9 %, equivalente alrededor de 3120 alumnos de educación básica y media, cifra que la Alcaldía de Cali busca reducir interviniendo en los hogares de las familias donde se presentaron dichos casos de ausentismo. En lo corrido de agosto de 2021 se han realizado visitas en Los Chorros, San Bosco, Aranjuez, Guayaquil, Marroquín, Los Mangos, Manuela Beltrán, entre otros sectores.

“Los profesionales han logrado identificar que la motivación por la escuela es uno de los factores que predomina en los casos de abandono del sistema escolar. Dada la pandemia por covid-19 y el confinamiento, el aprendizaje mediante herramientas de Tecnologías de la Información y Comunicación, TIC, generó frustración en muchos casos por no contar los estudiantes con dispositivos como computadores o tabletas desembocando en deserción. Igualmente, la alta movilidad de los niños y sus familias dentro de la ciudad, estar cambiando constantemente de zona geográfica dentro de Cali genera desmotivación y abandono de los procesos de enseñanza y aprendizaje” señaló Castaño Pérez.

Con la estrategia de seguimiento a la deserción en territorio se identificó la necesidad de planear y ejecutar estas acciones dado que los rectores no cuentan con la capacidad de visitar las familias hasta sus casas. Por esa razón, la Secretaría de Educación de Cali tomó la decisión de organizar un equipo de trabajo que pudiera llevar a cabo esas visitas, como trabajo complementario a la indagación telefónica que directivas docentes y maestros realizan ante la falta continua de un alumno a las actividades académicas.

Gracias a un trabajo pedagógico, la Secretaría promueve incentivar que los padres de familia acompañen el proceso escolar de sus hijos, por lo cual durante las visitas se resalta la importancia de la educación para el presente y futuro de la población en edad escolar. Asimismo, el organismo educativo local reportará en determinados casos dicha situación ante la entidad competente, ya que la Ley de Infancia y Adolescencia tipifica como abandono la no asistencia escolar.

Comentarios Facebook