Seleccionar página

El equipo nutricional del Programa de Alimentación Escolar, PAE, orientó un espacio formativo virtual denominado Alimentación saludable: capacitación del consumo de frutas y verduras dirigido a la comunidad educativa y ciudadanía en general, con el fin de socializar buenas prácticas en torno al cuidado de la salud.

La alimentación debe atender a cuatro ESE, es decir que debe ser: Satisfactoria o agradable al paladar; Suficiente para que cubra las necesidades de energía; Sostenible, que impida la afectación al ecosistema y Segura, que no afecte la salud; en resumen, corresponder a los principios básicos de las buenas prácticas alimenticias.

Igualmente, los refrigerios deben ser armónicos o agradables a la vista cuando se sirven en el plato, adaptados a la edad, el gusto y la fisiología de cada niño y equilibrados o que contengan los diversos grupos alimenticios como cereales, azúcares, grasas, proteína, lácteos y frutas o verduras para un desarrollo adecuado durante la etapa de crecimiento de los estudiantes.

Katherin Vásquéz, Flor Latorre y Johan Mosquera, los tres profesionales en nutrición que hacen parte del equipo PAE de Cali hicieron énfasis en la importancia de controlar las cantidades y las frecuencias de alimentos con alto contenido de azúcar, pues tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, OMS: seis cucharaditas de azúcar es la cantidad máxima diaria que se debe consumir, porción mucho menor a las 12 cucharaditas de azúcar que contiene una gaseosa de tamaño personal.

Por tal razón, los refrescos, tés azucarados y bebidas artificiales deben ser remplazados, en lo posible, por jugos de frutas o verduras, aguas saborizadas de manera natural con limón, hojas de menta o hierbabuena, pepino, aromáticas de frutas y hierbas, a fin de saciar la sed de la persona y tener la posibilidad de tomar varios vasos al día sin perjudicar el organismo.

La creatividad de los padres de familia, acudientes y cuidadores juega un papel fundamental en la implementación de buenas prácticas alimenticias recurriendo a recetas coloridas, figuras de animales hechas con frutas o verduras, elaboración de gorros de cocineros para dinamizar la experiencia, juegos y adivinanzas y verduras escondidas en los platos, con el propósito de integrar alimentos saludables al menú diario.

Haga clic aquí para acceder al Facebook Live y descargue el PDF para leer la presentación de la capacitación.

Comentarios Facebook